Todas las entradas por roxana por el mundo

RAPA NUI.

Hace unos días vi un especial por televisión sobre la Isla de Pascua o Rapa Nui que me hizo investigar un poco mas sobre este lugar, tan lejano pero a la vez tan cercano.

La Isla de Pascua es una de las zonas turísticas mas populares de Chile. A mitad de camino entre Chile y la Polinesia, sus misteriosas figuras de piedras cautivan a miles de viajeros. No tiene playas extraordinarias, su vegetación es rala y esta lejos de todo, pero Rapa Nui es mas que eso, es una isla de misterios.

Poco sabemos de lo que paso en esta isla perdida en el Pacifico antes del siglo XVIII y este es el motivo por el cual miles de curiosos viajeros llegan luego de cinco horas de vuelo desde Santiago de Chile.

Es la isla mas grande Chile y su capital Hanga Roa, es la única población habitada. Rapa Nui se denomina tanto a la isla, como a los aborígenes que la habitan y a su idioma. Significa, “Rapa Grande o Gran Rapa”, aunque hay otras vertientes que dicen que su significado seria ” el lugar mas lejano” . Hay quienes dicen que el primer nombre que recibió la isla fue Te Pito o Te Henua, que se podría traducir como el ombligo del mundo. Recién en 1722 pasa a llamarse Isla de Pascua, luego que el navegante holandés Jakob Roggeveen, se topara con esta isla, precisamente el domingo de Pascua. .

La isla cuenta con 166 km2 y tiene la forma de un triangulo isósceles, con un volcán extinto en cada punta.

Rano Raraku, sobre la costa nordeste es el mas visitado porque aquí se esculpieron los Moai entre los siglos XIII y XVII. Se cree que los Moai eran representaciones de antepasados difuntos de manera que proyectaran su mana o poder sobrenatural sobre sus descendientes. Los clanes que habitaban la isla competían para ver quien construía el Moai mas importante, como manera de mostrar su poderío. Es así, que, en las guerras entre estos clanes por el control de los recursos de la isla hicieron que fueran tumbados, despojados de su alma y arrojados al mar.

Los Moai fueron fabricados con coral blanco y obsidiana para las pupilas de sus ojos. Se han encontrado muchos ojos en el fondo del mar, lo que confirmaría la teoría antes mencionada.

Mientras que asciendes al cráter del Rano Raraku, por la ladera del Pacifico, aparecen torsos partidos, rostros hundidos en la maleza, figuras decapitadas que forman el yacimiento arqueológico mas grande de la isla. Aquí también esta el Moai mas grande con 21 metros y 182 toneladas. Las clásicas imágenes nos muestran solo cabezas, pero, no es así, muchos de ellos ocultan bajo la tierra, cuerpos completos con pies y manos.

A partir de 1956 unos cuantos Moai fueron erguidos y alineados sobre sus ahus ( altares), de espaldas al mar, o sea mirando a la tribu que debían proteger. Los mas fotografiados son sin duda los de Ahu Tongariki, que esta formados por 15 ejemplares hechos en roca volcánica ubicados muy cerca del Pacifico.

Anakena, es una playa de aguas cálidas, tranquilas y de color turquesa. Un paisaje único que no te podes perder en esta playa, son los 2 Moai con sus ahus ubicados sobre la arena blanca y rodeados de palmeras. Esta es la única playa habilitada para el baño, donde los locales, hacen picnics o practican snorkel o bien entrenan en sus canoas polinésicas. No dejes de probar las empanadas de atún y el Poe, que es un budín dulce de zapallo y harina que vas a encontrar en los locales gastronómicos de esta playa.

Fue precisamente en este lugar donde, según la leyenda, habría desembarcado en el siglo IV, el primer rey de la isla, junto con su familia y sequito, que había zarpado desde Polinesia. En ese entonces, la isla estaba cubierta por bosques húmedos y altos, que, con el correr del tiempo fueron desapareciendo hasta dejar un terreno yermo y una población diezmada. Muchos flagelos azotaron a la isla: sequias, ratas que se comían las semillas de la vegetación, tala de madera, hasta la llegada de los europeos, que fueron los encargados de introducir enfermedades como el sífilis, tuberculosis y viruela. Pero, el golpe final fueron los barcos negreros, que se llevaron a los nativos como esclavos. Actualmente la población es de unos 6000 habitantes, de los cuales aproximadamente la mitad desciendes de los primitivos habitantes de las islas.

Por ultimo, Hanga Roa, es el núcleo de la vida de la isla. Son solo 2 calles sin semáforos, con casas sencillas y coloridas. Se destaca la iglesia en donde las conchas marinas sirven como pilas de agua bendita y el Jesucristo del altar que lleva sobre su cabeza el Pukao o tocado cilíndrico, que tienen los Moai. No hay que dejar de visitar su caleta, donde hay escuelas de buceo, heladerías con vista al mar y cafés.

Al ser una isla tan pequeña y ubicada en medio del océano, son muchas sus carencias: No hay suficiente agua potable, ni combustible, la luz y el gas son escasos y por sobre todo hay muchos problemas con la basura. Al no poder casi reciclar, los desechos se envían en barco a Chile. Aquí se importa todo, desde camionetas hasta comida.

La oferta hotelera es bastante reducida. Se destacan. Explora Rapa Nui: ubicado a 8 kilómetros de la ciudad, sirve de base para explorar la isla. Esta rodeado de arboles y con una increíble vista al Pacifico. Ofrece programas con todo incluido que va desde el traslado desde/hacia el aeropuerto, comidas, bebidas y actividades en bicicletas, caminatas y acuáticas. Hangaroa Ecovillage & Spa, situado a 8 minutos caminando del centro de la ciudad, se ubica también frente al mar. Su construcción se camufla con el paisaje, porque sus techos esta cubiertos de pasto. Cabaña Morevava. Ofrece una diseño de vanguardia ya que fueron prefabricadas y posadas sobre el terreno para invadir lo menos posible el espacio. Posee un sistema de recolección de agua de lluvia para riego ventilación cruzada para evitar el aire acondicionado y paneles solares para calentar el agua.

Si viajas en la primera quincena del mes de febrero, vas a disfrutar del festival Tapati Rapa Nui, que es el festival cultural mas importante de la isla, donde se homenajea y preservan las tradiciones del pueblo. Hay competencias de baile gastronomía, arte, música y deportes. El mas importante es el triatlón, que tiene lugar en el interior del cráter del volcán Rano Raraku. Una de las actividades principales es la carrera de balsa construidas con totoras.

Como verán es un destino turístico, poco conocido y muy interesante para explorar en familia, en pareja o bien solo. No te lo pierdas!!

Nos vemos en el proximo post.

UNA CIUDAD DOS CONTINENTES: ESTAMBUL. pARTE 3.

Llegamos a nuestro tercer día completo en Estambul. Como siempre luego de un excelente desayuno en el Hotel, partimos mas o menos temprano, tampoco hay que madrugar tanto en vacaciones!!!.

Ese dia estaba previsto la Mezquita Azul, La Torre de Gálata y lo que se presentara en ese momento.

Como ya les dije, cuando uno habla de Estambul, mas alla de sus novelas, se nos aparecen como 3 imágenes: Santa Sofia, Gran Bazar y la Mezquita Azul, nuestra visita del día.

Hagamos un poco de historia. La Mezquita Azul o Blue Mosque o Mezquita del Sultán Ahmet, fue construida durante el sultanato del este ultimo( Ahmet I) entre los años 1603 y 1617. Es la mas grande y fastuosa de la ciudad y fue construida por un discípulo de Mimar Sinan ( famosísimo constructor que entre otras cosas hizo la Mezquita de Suleyman). El Sultán Ahmet subió al trono a los catorce años y murió a los veintiocho unas pocas semanas después de haberla inaugurado. El lugar que se eligió para la construcción fue el centro de la ciudad, donde se encontraba el antiguo hipódromo romano, muy cerca del Palacio Topkapi. Los materiales elegidos son excelentes y la decoración soberbia. Se utilizaron 21000 azulejos que fueron hechos en Izmir, las alfombras de cientos de metros fueron tejidas en los telares imperiales y los cristales de las lamparas de aceite fueron traídas del extranjero.
La particularidad de esta mezquita es que es la única de Estambul que posee seis minaretes. Según la historia, cuando el Sultán Ahmet vio los planos de la obra, le pidió al constructor que agregara el 6to minarete, ya que quería que su mezquita pasara a la historia por su importancia. El constructor le dijo que era imposible, por que La Meca tenia seis minaretes y la mezquita no podía igualarla. Ahmet dijo, no importa, financio el séptimo minarete de La Meca pero mi mezquita va a tener seis. Cierto o no, la historia pinta el poder que tenían los sultanes en esa época.

Hay cuatro de los famosos y controversiales minaretes ( los de las esquinas) que cuentan con tres balcones y los otros dos ( los del patio) solo cuentan con dos balcones.

Como el arquitecto no pudo darle a la obra un concepto nuevo en cuanto a la construcción , se lo dio con la decoración. Se la conoce como Mezquita Azul por el color azul vivo y verde de los mosaicos que decoran la parte superior y las cúpulas, con diseños de ramas, hojas, flores de lis, tulipanes, rosas, claveles, jacintos, flores de granada, ramos de uvas, cipreses y arboles diversos.

Hay doscientas sesenta ventanas y lamentablemente los vidrios no son los originales pero están decorados exquisitamente. Adentro de la mezquita y sobre la parte izquierda se encuentra la galería imperial, lugar donde rezaba el sultán. Las caligrafías que rodean la cupula, las semicupulas y las columnas contienen versículos coránicos y sentencias del profeta Mahoma. En las otras tres paredes están las galerías en donde rezan las mujeres.

Nosotros entramos por una de las puertas del costado que da al antiguo hipódromo. Como no era hora de rezo, pudimos entrar haciendo solo una fila bastante corta. A la mezquita en si, se entra por un costado en donde te revisan a ver si contas con todos los requerimientos para la visita. Les recuerdo: la mujeres deben tener al cabeza cubierta, no tener shorts o minifaldas y los hombres no pueden ir con bermudas. Ambos deben entrar descalzos. No te preocupes, si no tenes con que cubrirte, te dan como un pareo para que te pongas y luego a la salida lo devolves. También te daban una bolsa para poner tus zapatos, y a diferencia de otras mezquitas los llevas con vos, pudiéndolos dejar adentro en un “zapatero” que se encuentra a disposición. Bajo ningún concepto, los dejes en el suelo, porque te van a llamar la atención. Cuando entramos lo que mas me llamo la atención son los colores de los azulejos y la riqueza de la alfombra. Nunca había entrado en una mezquita y me parecía que pisar esa alfombra por la que habían pasado millones de persona, me iba a dar asco, pero no, muchísima limpieza, mucha gente pasando los aspiradores para dejarla impoluta.

Había algunos voluntarios ( hombres) que te explicaban la historia y los datos que mas arriba les conté de manera gratuita, así que, si los ven, no duden de acercarse. Yo encontré un señor que lo hacia en español, pero también había otros que lo hacían en ingles. Resulta un lugar muy acogedor y seguramente en el momento del rezo debe ser imponente. Si bien se podía visitar todo, había algunos sectores reservados para el rezo.

Cuando salimos, utilizamos la misma salida que daba a la antigua plaza del Hipódromo, hoy llamada Plaza Sultán Ahmet, que es el corazon turístico de la ciudad: de un lado Santa Sofia, del otro Mezquita Azul. Al costado de esta plaza esta la zona del antiguo Hipódromo que, durante la época bizantina se utilizaba como lugar de protesta. Nosotros encontramos una pequeña manifestación, muy pacifica. En la época de los sultanes esta zona se usaba para celebrar fiestas, bodas imperiales y los mercados. En esta zona quedo el Obelisco Egipcio, que es el monumento mas antiguo de la ciudad. Data del siglo XV ac y fue traído directamente del templo de Amón de Kanak en Luxor por el emperador Bizantino Teodosio. Esta hecho de granito rosa y pesa 300 toneladas. Otros monumentos que encontras en la zona son: la Columna Serpentina, que fue trasladada desde el tempo de Apolos en Delfos por Constantino. Simboliza la victoria de las ciudades griegas contra los Persas en Platea. Originalmente era una espiral con tres serpientes entrelazadas en cuyas cabezas se hallaba una gran caldera de oro, pero, con la conquista de los otomanos fue desapareciendo por partes. Actualmente se exponen en el Museo arqueológico de Estambul ( en uno de los costados de la zona).La Columna de Constantino, en la parte sur del hipódromo, construida por Constantino VII. Es de piedra muy tosca y fue recubierta en cobre y bronce. La Fuente Alemana. Es el mas nuevo monumento del hipódromo. Donado por el Kaiser para agradecer la hospitalidad durante la visita a Estambul en 1898.Ocho columnas soportan una cúpula de mosaicos de oro encima de la fuente que lleva los monogramas del emperador y del sultán.

Luego de pasar por esta zona muy rica en historia y tan contrastante, nos tomamos el tranvía hasta Bacsilar y desde allí el metro para bajarnos en Plaza Taksim. Fue muy fácil viajar por ese medio de transporte, porque las indicaciones están en ingles. En las estaciones de metro, si vas con equipaje contundente le pasan el detector de metales. No se si les comente como se viaja en el transporte publico. Hay una tarjeta llamada Istambulcard, que es el equivalente a nuestra tarjeta sube. Se puede comprar en cualquier kiosco o en maquinas que hay en el aeropuerto. Para la carga, hay maquinas a la entrada de cada parada de tranvía o del metro en donde pones el dinero, acercas la tarjeta y listo. Lo bueno, es que con esa tarjeta podes utilizar, el metro, el tren, el autobús, el tranvía y hasta podes pagar los baños públicos. Es muy practica.

Volvamos a Taksim. Esta zona es la conocida como nueva ciudad. El hotelero nos dijo, todo ocurre en Taksim, nosotros tenemos lo histórico, ellos el resto de la diversión y entretenimiento. Aquí se encuentran numerosas iglesias y sinagogas. Luego de la toma por parte de los otomanos esta zona se convirtió en el barrio residencial de los comerciantes y embajadores europeos.

Una vez que bajamos del metro, caminamos por la Plaza de Taksim, una zona muy animada. Esta situada en una zona de oficinas y calles comerciales y recibe el nombre de un edificio que se encuentra en la entrada de la calle Istiklal, que era un deposito para almacenar el agua procedente del bosque de Belgrado para distribuirla a los diferentes barrios. Esta plaza ha sido durante muchos años el escenario de manifestaciones y encuentros públicos. En el medio de la plaza esta el monumento de la Republica, que simboliza la guerra de la independencia y la fundación de la Republica Turca.

Dimos una vuelta por los alrededores de la plaza y vimos por afuera el Centro Cultural Ataturk que contiene una sala de concierto, cines y sala de exposiciones. Desde una de las esquinas de la Plaza, nace la calle Istiklal. Une la Plaza con el Túnel. Es una calle peatonal donde encontras no solo muchísima gente, sino locales comerciales, restaurantes, consulados. Son alrededor de 20 cuadras donde vas a encontrar de todo y para todos los gustos. Un muy buen lugar para compras, sobre todo porque tiene precios muy accesibles. Otra característica de esta calle es que entre la Plaza de Taksim y el Tunel corre un tranvía histórico. Es muy común que vayas caminando y sientas la campana que toca avisándote que te tenes que correr si o si. Caminamos por toda esta calle, hicimos algunas compras , pasamos por el Túnel que comunica el barrio de Gálata con Beyoglu. El funicular que corre allí une estos dos puntos en tan solo 2 minutos.

Al final de la calle Istiklal y luego de pasar por un montos de negocios que venden cerámicas, lamparas turcas y artesanías en general, llegamos a la Torre de Gálata. Es un torre de 60 mts de altura , que se eleva encima de la colina del mismo nombre. La visita resulta imprescindible por las magnificas vistas panorámicas de la ciudad, del Bósforo, el Mar de Mármara y el famoso Cuerno de Oro. Por suerte no tuvimos que hacer cola afuera, solo adentro. Esta torre durante la época otomana fue utilizada como prisión para encarcelar a los prisioneros de guerra y también se la uso como observatorio.

La historia dice que desde allí se produjo el primer vuelo de un hombre sin motor, uniendo esta torre con el distrito de Uskudar. Al mirador se accede a través de una escalera de 140 escalones o bien por ascensor. Cuando llegamos a la cima descubrimos una de las mejores vistas que hayamos visto Como no se las puedo describir con palabras les dejo una fotos.

Allí arriba mas allá de las vistas no hay nada para hacer. Hay una linda confitería en donde por un precio accesible tomamos una merienda. Una vez que bajamos, seguimos caminando hasta nuestro siguiente destino que era el Bazar Egipcio o Bazar de las Especias.

Recibe el nombre de Bazar egipcio porque en este lugar se vendían, en la época otomana, las especias que se traían desde Egipto. Esta ubicado frente al muelle de Eminonu, y frente al puente de Gálata. Hay 6 puertas y como en el Gran Bazar, tenes muchas calles internas, pero, no es tan grande como este ultimo. Lo primero que te llama la atención al entrar son los aromas y colores que tienen los puestos. También como en el Gran Bazar hay que regatear, pero, podes comprar allí sin problemas porque los precios son similares a los que encontras en la calle. Fíjate que vas a ver que las especias te las pueden vender en paquetes como para regalar o bien sueltas. Consejo, compralas sueltas y cuando llegas las fraccionas para regalar, son mas frescas. Te las envuelven al vacio y podes comprar la cantidad que vos quieras. Anda con paciencia porque los vendedores son muy ansiosos y quieren que les compres solo a ellos y a veces se hace un poco tedioso caminar y al mismo tiempo huir de los vendedores fogosos. No te preocupes si no hablas ingles, siempre vas a encontrar a alguno que hable español o como en nuestro caso, un vendedor que conocía nuestro barrio en Argentina.
No solo vas a encontrar especias allí, también se pueden comprar alimentos como pastirma ( carne de ternera curada con especias), quesos mermeladas, frutos secos, delicias turcas, perfumes orientales etc. etc. Merece la pena pasarte una tarde disfrutando de la atmosfera. También hay lugares donde tomar un rico te con pastas dulces.

Nos fuimos de alli con una gran cantidad de bolsas con especias y ya casi era de noche. Salimos por la misma puerta que entramos y nos tomamos en tranvía en Eminonu con destino a la Plaza de Sultanahmet y caminamos hasta el hotel. Por la noche, cenamos en un restaurant ubicado cerca de la Cisterna Basílica. Si bien caminamos un poco, estábamos muy cansados como para ir a otro lugar.

Al día siguiente era nuestro ultimo día y teníamos previsto tomarnos un barco y llegar hasta Uskudar, pero eso se los cuento la próxima semana.

Nos vemos!!

Una ciudad, dos continentes: estambul

Como ya les conté , Estambul es la ciudad que elegí para que conozcan estos próximos post.

Este viaje fue en el año 2015 en donde me quede solo cinco días completos.

En el post anterior les conte la visita que hice a Topkapi, sus jardines y a la Cisterna Basílica. Este segundo día traerá otra de las maravillas de la ciudad. Santa Sofia de Constantinopla o Hagia Sophia simplemente.

Nuestro segundo día completo en Estambul amaneció también soleado por suerte. Ya estábamos en nuestra nueva habitación del hotel mucho mas grande y con nuestras delicias turcas a la orden. Ese día luego del desayuno salimos hacia la mística iglesia, mezquita, o museo según el correr de los años, hoy , volvió a ser mezquita.
Cuando llegamos había cola para poder entrar, pero, se movía bastante rápido. Pagamos la entrada unos 9dolares y si querías sacar la audio guía tenias que pagar aparte unos mas o menos 3 dólares. Es aconsejable para entender un poco mas el significado del lugar. Santa Sofia se considera la obra mas grande y sagrada de la época Bizantina. Fue utilizada como iglesia durante 916 años, desde su construcción en el año 537 hasta el día de la conquista de Estambul en 1453. Desde esa fecha hasta el año 1934 se la utilizo como mezquita y sus mosaicos fueron cubiertos. Por orden de Ataturk, fundador de la republica Turca, en febrero de 1935 y luego de sacar a luz los mosaicos bizantinos que habían sido cubiertos, se inaugura como museo. Fue también la primera construcción de base cuadrada que esta cubierta por una cúpula central y dos pequeñas semicupulas. La iglesia contiene una gran colección de reliquias de santos y, durante la época islámica se agregaron detalles arquitectónicos propios como un nicho semicircular (mihrab) que indica la dirección hacia La Meca, el mimbar, que es una plataforma elevada donde el imán sube a dar los sermones y por ultimo se agregaron cuatro minaretes. Lo imperdible es el mosaico que esta justo encima de la Puerta Imperial que representa a Jesucristo con un emperador arrodillado a sus pies. Una vez que pasas esta puerta encontras dos urnas que fueron incorporadas en la época del Sultán Murat II  para que los fieles pudieran llevar a cabo sus abluciones. Un poco más a la izquierda hay un curioso quiosco elevado y rodeado con una celosía, el cual fue instalado en el siglo XIX para que el sultán pudiera asistir a los rezos sin ser visto. Al mirar hacia arriba, uno de los detalles que primero llaman la atención son cuatro medallones grandes  con su hermosa muestra de caligrafía árabe que son del siglo XIX .

Hacia un costado tenes el acceso a la planta superior en donde podes admirar en todo su esplendor el edificio. Además hay una seriede mosaicos bizantinos que son dignos de ver, aunque la mayoría no están completos.

Creo que mas que tanta palabra, les dejo unas imágenes para que vean lo esplendorosa obra.

Los jardines, si bien son simples, podes recorrerlos y ver algunas obras escultóricas diseminadas por el. también hay un bar y un lugar donde comprar recuerdos.

Una vez que terminamos la visita, caminamos hasta llegar al Gran Bazar. Cuando escuchamos hablar de Estambul, una de las primeras cosas que se nos viene a la mente es el Gran Bazar ( Kapali Carsi en turco). Que les puedo decir de este lugar!! Primero, hay que ir con mucha paciencia, porque suele haber mucha gente, segundo, es muy grande y hay que tomar en cuenta la puerta por la que entras para tratar de salir por la misma, tercero, saber decir que no, porque los vendedores suelen ser muy insistentes y te pueden correr por varios metros para venderte sus productos. y por ultimo, no entusiasmarte y comprar todo lo que veas: en muchos lugares de los alrededores vas a encontrar el mismo producto, mucho mas barato.

Como les conté es un lugar muy grande, ocupa unas 35 hectáreas cuenta con 80 calles. Hay 18 puertas, pero se destacan 2, la puerta Nuriosmaniye que encima tiene un escudo con una pistola , un libro y la bandera y la puerta de Bayazit que tiene el monograma del Sultán Apdulmecid y la inscripción ” Dios quiere al que hace negocios”. Dentro del bazar hay siete fuentes, un pozo, una mezquita y doce capillas.

Vas a encontrar para comprar, narguiles, cerámicas, objetos de cobre, ónice, oro, tazas de café, telas, etc. Si decidís comprar allí, recorda el regateo, es sencillamente necesario.

Pasamos un largo rato recorriendo las instalaciones y sobre todo los alrededores, en donde encontras todo tipo de telas, objetos de diseño, alhajas, mucho oro, mucha gente, mucho trafico. La paciencia es moneda corriente en este lugar.

Por la tarde salimos a la zona de Eminonu, en donde había unos barcos muy curiosos que te vendían sándwich de pescado al paso. Les dejo aquí unas fotos para que vean.

El dia termino con un paseo por el Bósforo. Fue fácil, fuimos hasta la terminal de barcos y ahí compramos el boleto para el viaje. El Bósforo es un estrecho que conecta el Mar Negro con el Mar de Mármara y separa Estambul en dos partes, la europea y la asiática. Para cruzar el estrecho hay dos puentes: el Bogazici y el Fatih Sultan Mehmed. Ambos tienen una longitud similar de algo mas de un kilometro. El recorrido dura 1 hora aproximadamente y durante el recorrido, ves varios palacios como por ejemplo Bylerbeyi, Ciragan y Dolmabahce. El barco primero se concentra en los edificios históricos que hay sobre la margen asiática y luego sobre la europea. El cruce hacia la orilla contraria se hace cuando llega al segundo puente, donde también se puede ver la Fortaleza de Rumeli Hisar, que es un castillo construido en el siglo XVI para prevenir que la flota bizantina cruzara el estrecho. Particularmente mucho no me gusto el paseo, si bien se ven esos edificios y la postal es muy linda, podría haber empleado esa hora de recorrido en otra atracción. Son gustos personales.

A nuestro regreso, volvimos al puerto de Kabatah y desde alli tomamos el tranvia hasta la Plaza de Sultanahmet y luego caminamos hasta el hotel como hicimos siempre. Esa noche cenamos en el restaurant famoso que estaba en la galería que cruzábamos todos los días para ir a la plaza. Se llama Mesale y es un restaurant típico turco por lo tanto no te van a servir bebidas alcohólicas. Comes muy bien y rico disfrutando de un buen espectáculo de música y baile turco. Luego de la cena nos fuimos a descansar. Al día siguiente nos tocaría visitar el otro icono de la ciudad. La Mezquita Azul.

Esto lo veremos en el proximo post. Nos vemos!!!

.

BIN BIR GECE

Merhaba arkadaslar!! Nasilsin?….

No, no me volví loca, ni me golpee la cabeza, ni me insole. Es parte de la introducción de nuestro destino de la semana. Turquía!.

La traducción del titulo, seria Mil y una noches y esta referido a la novela que en el año 2015, llego a Argentina y que sirvió para abrir un mercado increíble, no solo a nivel entretenimiento, sino también al turístico.

Les cuento brevemente: En ese año, el canal de televisión 13 de Argentina empezó a emitir esta novela, la cual, había tenido un éxito tremendo en Chile. Y aquí fue furor!, tanto, que el canal de la competencia empezó a emitir Fatmagul y así llegaron las novelas provenientes de ese pais a copar la televisión Argentina. Este movimiento continua hasta nuestros días, porque las novelas turcas tienen muchísima aceptación. Se están emitiendo muchas casi en simultaneo con Turquía, y se formaron grupos de Facebook en donde podes ver tanto las novelas actuales, como las viejas. Uff. una gran movida, de la cual no quede exenta!!. Háganme caso, vean alguna novela turca y después me cuentan si no quedan atrapados. Si quieren por privado les puedo recomendar unas cuantas!!

Bueno arkadaslar (amigos), Empecemos con lo turístico propiamente dicho.

En los años noventa, casi ingresando a los dos mil, llego a mis manos un folleto de un operador que promocionaba un tour por Turquía de 1 semana. Me entusiasmo muchísimo, pero, en ese momento tenia muy pocos días de vacaciones y consultándolo con una vendedora muy experimentada, me dijo que era mucho viaje para tan pocos días y que por ahí convenía dejarlo para mas adelante cuando pudiera combinarlo con otro destino.

Así fue, pasaron mas de 15 años, hasta que nos decidimos a hacer este viaje, entusiasmados por la novela que estábamos viendo. Queríamos tocar con nuestras manos, todos los hermosos lugares que mostraban.

Este viaje se combino con Bruselas, Paris y Londres y como no sabíamos bien como nos íbamos a sentir y manejar, solo nos quedamos 5 días completos. Después de haber estado ahí, les digo que son pocos.

Nos dedicamos solamente a Estambul, siempre pensando que, si nos gustaba íbamos a volver próximamente. Fue así, volvimos en 2018, por mucho mas tiempo, pero ese, será otro post.

Estambul se ha desarrollado como una gran metrópolis, debido a su situación geográfica privilegiada, ya que es la única ciudad del mundo ubicada entre dos continentes. En la parte Europea se encuentran las oficinas y los centros comerciales, mientras que en la parte asiática se hallan las zonas residenciales. Estambul se sitúa a lo largo del estrecho del Bósforo, que une el mar de Mármara con el Mar Negro y, este estrecho, separa la parte asiática de la europea. Además, una ría de siete kilómetros llamada el Cuerno de Oro, divide en dos partes a la parte europea de la ciudad. Estambul fue conocida como Bizancio en honor a su fundador y durante el reinado del emperador Constantino el Grande paso a llamarse Constantinopla ( la ciudad de Constantino). Tras la conquista por parte de los otomanos se convirtió en Estambul llegando a ser una de las ciudades mas grandes y pobladas de Europa. Es una ciudad donde coinciden oriente y occidente, Asia y Europa, cristiandad e islam. Es única por sus maravillas naturales, como el Bósforo , el Cuerno de Oro y las Islas Príncipes, entre otras.

No les voy a contar nada del aeropuerto de Estambul, porque quedo obsoleto, ya tienen uno nuevo ( que espero conocer pronto), pero, el viejo era Espectacular!. Esa vez, había reservado un hotel en Sultanahmet que nos daban por cortesía un traslado, así que lo aprovechamos, sobre todo porque no sabíamos a ciencia cierta si nos íbamos a manejar bien con el idioma.

Cuando bajamos del avión teníamos que hacer aduana, recoger el equipaje y encontrarnos con nuestro trasladista.

La aduana fue muy rápida, a pesar de que había mucha gente y fueron muy amables, hablaban ingles y si no entendías, no importa, con señas se hacían entender. Recogimos el equipaje y cuando salimos, guauu, un mundo de gente esperando a pasajeros. Una cosa muy importante, los turcos son muy ruidosos, hablan muy fuerte y parecen enojados, pero no es así, es su forma de expresarse. Encontramos a nuestro guía con un cartel, le indico a Eduardo donde estaban los cajeros automáticos para sacar dinero y fuimos hasta el estacionamiento a buscar el auto para que nos lleve al hotel. Importante, no cambien dinero en su pais, porque por lo menos en Estambul, hay muchisimos cajeros automaticos de donde retirar liras turcas y asi evitar que te sobren.

Habíamos llegado en un vuelo de Iberia provenientes de Madrid mas o menos a las 16 hs de un domingo del mes de mayo. Tardamos una hora en salir del aeropuerto así que había mucho trafico hacia la ciudad. El viejo aeropuerto Ataturk estaba como a media hora del hotel Sultans Royal ubicado en Sultanahmet. Era época de elecciones presidenciales y todo el camino estaba adornado con banderines naranjas, y de otros colores, que pertenecían a diferentes partidos políticos. Me asombro mucho, la cantidad de espacios verdes que se veían a los costados del camino y la gran humareda que había. El chofer nos conto que los domingos las familias hacían barbacoas o asados en los parques que empezaban muy temprano y se extendían hasta casi la noche. Es como una gran celebración familiar. No les puedo contar como nos quedo la ropa llena de olor a barbacoa!!

Cuando hice la investigación de donde alojarnos se me presento la duda. Muchos decían que la mejor zona para alojarse es Sultanahmet, mientras que otros decían que era mejor la zona de Taksim. Elegí Sultanhmet, sencillamente porque es allí el centro histórico, donde esta casi todo lo que tenes que ver en una primer visita. En el caso de Taksim seria como la parte moderna de ciudad, muy bello lugar y muy recomendable para alojarte. Cualquiera de los dos que elijas va a estar bien.

El hotel, esta ubicado en una calle en subida y muy angosta, cerca de la Mezquita Azul y de Santa Sofia. Muy bien ubicado, muy agradable, dentro de todo económico y con un personal muy atento y dispuesto a ayudarte en todo.

Llegamos y el encargado nos dice que, esa noche nos tenia que dar una habitación de las económicas, porque había un problema con la que teníamos reservada y que iba a estar disponible al día siguiente. Nos pidió que no deshiciéramos el equipaje, que ellos se iban a ocupar de todo . La habitación de esa noche, estaba en planta baja y daba a la calle. Era muy pequeña, pero bien arreglada, solo había lugar para la cama, una silla y nada mas. El baño era muy moderno ,tenia frigobar y sobre todo delicias turcas. Todo hotel que se precie en Turquía siempre tendrá en sus habitaciones un plato con esas golosinas. Por cierto, con el encargado del hotel, nos entendimos en ingles, nos dio un montón de material turístico y nos indico como ir a los principales lugares. Además nos dio una Istambulkart que es la tarjeta para poder viajar en los medios de transporte. Ya les contare como se usa. Un gesto muy apreciado.

Esa tarde/noche lo único que hicimos fue salir a comer. Tomamos nuestro mapa, nos persignamos y allí fuimos. El barrio no es peligroso para nada, solo hay que ir con cuidado como en toda ciudad del mundo. En el caso de Sultanahmet, al tener tantas subidas y bajadas, es conveniente tener un camino señalado en el mapa hasta conocer bien, para no perderse. Nosotros subimos por una calle, caminamos 2 cuadras y nos encontramos con una galería, la cual cruzabas y ya estabas al costado de la Plaza Sultanahmet que separa a la Mezquita Azul de Santa Sofia. Lo primero que hicimos, fue entrar en el patio de la Mezquita, porque ya era tarde para visitarla, sacamos unas fotos , salimos por una puerta lateral y nos encontramos con la plaza que tiene los restos del hipódromo.

Allí hay algunos locales de artesanías. Entren, miren y sobre todo regateen los precios, hay muy buena calidad de cosas, sobre todo cerámicas, lamparas y recuerdos. Caminamos sin rumbo fijo y llegamos a una calle que tenia un montón de restaurantes en las azoteas. Estambul es muy famoso por sus restaurantes en las alturas, donde hay hermosas vistas de la ciudad. Eso si, prepárate porque seguramente vas a tener que subir escaleras. Son pocos los lugares que cuentan con ascensor, sobre todo en esta parte de la ciudad. Ahí comimos un plato que, no recuerdo como se llamaba, pero contenía un poco de cada comida típica .Muy rico, pero un poco picante. Recomendación: consulten siempre si tiene picante, porque la comida suele estar muy condimentada, sobre todo en los restaurantes que venden comida típica.

Estábamos disfrutando de una cena muy agradable, cuando empezó el llamado a la oración. Aquí les dejo un videíto, que no tiene buena imagen, pero es ilustrativo.

Después de cenar salimos a caminar un poco, pasamos por la Divan Yolu cadesi (calle) que con el transcurso de los días se convirtió en nuestra guía de viajes. Es una calle que esta al costado de la Mezquita y Santa Sofia y es por donde corre el tranvía, un gran y útil medio de transporte. En el podes llegar a cualquier lugar turístico de la ciudad. Por esa calle caminamos un rato mirando las vidrieras en su mayoría de comida y sobre todo de lamparas y adornos turcos. Como ya era de noche y no se veía tanta gente, decidimos volver al hotel.

Hicimos el camino que creíamos que era el correcto, pero, parece que doblamos mal por una calle que no era y desembocamos en una zona no muy linda y un tanto oscura. Volvimos sobre nuestros pasos y preguntamos a unos guías donde quedaba el hotel Sultans y nadie lo conocía. La verdad me puse un tanto tensa, porque las calles son muy serpenteantes y en un momento te podes ir al lado contrario de donde queres ir. Nos calmamos un poco, volvimos por nuestros pasos y ahí descubrimos que cruzamos por una puerta que no era la de la galería que teníamos que pasar. Uff. ..le encontramos y cruzamos Nos desoriento por que los locales estaban cerrados y solo funcionaba el restaurant con show. Llegamos al hotel, sanos y salvos, nos fuimos a acostar porque estábamos muy cansados. Eran mas o menos las cinco de la mañana, cuando nos despierta el llamado a oración! Dios mío!!, que susto!, No estábamos preparados para eso. Durante la estadía, creo que fue el único que escuche, los días siguientes es como que te acostumbras y no los escuchas.

No crean que nos quedamos mucho tiempo despiertos! ja ja. nos dimos vuelta y dormimos un rato mas. A eso de las 8 fuimos a desayunar, porque ese día teníamos previsto ir a Topkapi Sarayi y había que llegar lo mas temprano posible. Que les puedo decir del desayuno!. Lo primero era el lugar donde se servía. Era como un patio cubierto con un techo con unos vidrios decorados y muy coloridos. En cuanto al servicio… excelente!. Encontrabas de todo, desde ensaladas, panes, frutas, fiambres, hasta comidas turcas que no supimos que eran pero se veían riquísimas. Todo tipo de tes, café normal y café turco. Todo delicioso y sobre todo, la gente muy amable y atenta!. siempre preguntando si necesitabas algo, o dispuesta a ayudarte. La comunicación era en ingles, pero como te dije mas arriba, no te preocupes si no lo hablas, se hacen entender igual.

Luego de un desayuno bien completo, salimos a descubrir la ciudad. Con la luz del día todo se veía mucho mas lindo y alegre. A medida que ibas pasando por las casa, negocios y hoteles te sorprendía con que alegría la gente encaraba sus tareas.

Llegamos a Topkapi Sarayi. Todo el mundo decía que había que llegar muy temprano a la mañana porque después se llenaba de gente y era casi imposible disfrutarlo. Así fue, llegamos como a las 10 de la mañana. Lo primero que ves antes de entrar es la fuente publica construida por el sultán Ahmet III, este es un distintivo del palacio.

La entrada principal es por la puerta conocida con el nombre de la puerta del Sultan Fatih Mehmed. Allí vemos un primer patio largo donde teníamos que comprar la entrada, para lo cual, nos fuimos a las taquillas automáticas que había. Podías comprar con tarjeta de crédito y había algunas que aceptaban efectivo. La entrada nos costo mas o menos unos 15 dólares pero era solo para el Palacio. Si queres visitar el Harem, tenes que comprar la entrada adentro, justo, al costado de la entrada y el costo es de unos 8 dolares.

Les cuento un poco que es el Topkapi Sarayi. En el año 1465 Mehmed el Conquistador, ordeno la construcción de un palacio para su residencia y que funcionaria como “sede de gobierno” El lugar elegido fue la colina entre el Mar de Mármara y el Cuerno de Oro, que era un punto estratégico, donde se podía ver el movimiento de los barcos. Los sucesivos sultanes fueron modificando el palacio y podes reconocer estas modificaciones por las Tugras ( sellos imperiales de los monarcas) que hay en algún lugar del edificio. Topkapi Saray significa El Palacio de la Puerta de los Cañones, Los edificios principales, ocupan una superficie de 600.000mts2. El resto del complejo esta formado por un inmenso jardín que hoy en día es publico que y se llama Gulhane, huertas, campos de juego y pabellones. En el año 1853 el sultán Abdulmecid se instalo en el palacio Domabahce, que fue el primer palacio de estilo Europeo en Estambul.

El Palacio cuenta con una de las colecciones mas ricas del mundo . Según los archivos hay 65000 piezas pero, solo el 10% son las que se exhiben por falta de lugar. La mayor parte de los edificios sufrieron daños durante los siglos XVI y XVII por los incendios y los terremotos, siendo restaurados y es por eso que vemos diferentes estilos de construcción.
Aquí les dejo un plano para que vean como se compone el Palacio.

Una vez que atravesas la puerta y entras en el Palacio, sobre la izquierda vas a ver la Iglesia de Santa Irene, que fue dedicada a la diosa Afrodita. Antes que se construyera Santa Sofia era el santuario mas importante. Para poder entrar tenes que pagar una entrada aparte. Cómo no queda mucho en pie de la iglesia decidimos no ir. Si seguís derecho, por el patio, vas a llegar a la segunda puerta del Palacio llamada Orta Kapi y que fue construida por Suleyman el magnifico. Esta puerta marcaba el lugar en el que todos ( menos el sultán) debían dejar los caballos y continuar a pie. Una vez que pasas esta puerta, empieza el palacio propiamente dicho.

Como les comente antes, lo primero que hay que ver es el Harem, porque es muy chico y los tours generalmente empiezan por el Palacio. Ahí mismo compras la entrada y para mi lo mas conveniente es sacar la audio guía. La historia es sencilla. Harem significa cosa prohibida o reservada. El acceso a esta parte estaba prohibido a los extraños. Allí vivía el sultán y su familia (las mujeres del sultán, la madre, los príncipes herederos) y las mujeres y hombres que los servían. Las mujeres servían al sultán en el harem y dentro de ellas había dos clases: las concubinas y las odaliscas. Dé estas ultimas, las que el sultán elegía para tener relaciones, si tenían niños, pasaban a tener una habitación especial y se quedaban . Dentro del harem había una gran lucha entre las mujeres, ya que, la elegida por el sultán si le daba un hijo varón, pasaba a convertirse en haseki( favorita). La madre del sultán era la soberana del harem y solo ella tenia 40 habitaciones para su uso. Les recomiendo ver la novela El Sultán, que trata la vida del Suleyman el magnifico, muestran muy bien como es en líneas generales la vida en el Palacio. En la actualidad, el harem aparece como un autentico laberinto de patios, calabozos, cuartos, celdas y patios poco iluminados. Si bien hay mas de 300 habitaciones, solo una parte de esta pueden visitarse. Se pueden ver de cerca los pasillos decorados con cerámica de Izmir, los patios alargados y rodeado de las celdas en donde se alojaban los eunucos, la escuela de los príncipes, las habitaciones que pertenecían a las esposas legitimas del sultán, el baño turco decorado de mármol donde se bañaba el sultán, las estancias de la madre sultana, pero, lo mas destacable y hermoso es la sala del Diván del Sultán, que conserva la decoración original. Otros lugares que se ven, son las celdas donde se mantenían encerrados a los hermanos menores del sultán para impedir que estos accedan al trono y, la joya del Harem, que es el llamado “camino de oro”. Por allí pasaba la mujer elegida por el sultán para pasar la noche, comunicaba la zona donde se encontraban las mujeres con las habitaciones privadas del sultán. El Harem esta en obra de restauración, así que hay muchas habitaciones que están tapidas y no se pueden visitar. Si comparo esta visita con la que hice en el 2018, vi muchas mas cosas. En esta visita mucho no conocía de la vida del harem y el Imperio Otomano, así que no profundice mucho en la visita. Te recomiendo que antes de ir, leas algo de como era la vida allí, para que puedan comprender el sentido de este lugar.


Los caminos están muy bien señalizados y del harem, salís al tercer patio donde se encuentra las dependencias privada del sultán. Allí se hacían las ceremonias mas importantes, pero, en esta zona esta ,creo, lo mejor del Palacio que es el Tesoro. Allí, fue en el único lugar donde tuvimos que hacer una larga cola .La visita era muy corta porque no podías pararte a mirar las joyas sino que pasabas, mirabas y seguías. Se expone en cuatro salas y entre ellas hay un mirador con unas vistas fantásticas. La mala noticia, es que no se pueden sacar fotos. En el tesoro, se exhiben los tronos de los sultanes Murat IV ( en ébano y nácar), Ahmet I y, Murat III. Otras joyas que se exhiben son: el puñal Topkapi que perteneció a Mahmut I con dos esmeraldas impresionantes y una tercera que la corres y aparece un reloj, el diamante Kapikci de 86 quilates, tallado en 58 facetas y rodeado por otros 49 brillantes , candelabros de oro, el trono de Nadir Sha, de forma oval y que esta cubierto de esmaltes verdes y rojos y cubierto con rubíes y perlas y por ultimo están las reliquias de San Juan Bautista. Una verdadera maravilla. Seria mucho mejor poder tener un poco mas de tiempo para poder admirar estas obras.

En este patio también esta la Sala de las Reliquias. Allí se encuentran las reliquias sagradas del profeta Mahoma que trajo el sultán Yavuz Selim después de la conquista de Egipto. Es una sala magnifica, con una gran majestuosidad dada por los azulejos traídos de Izmir. Se exhiben las llaves de la Kaaba y las espadas de los cuatro primeros califas, después de Mahoma, el manto, la espada, el arco y el estandarte del profeta y junto a estos una vitrina donde se puede ver la huella del pie, un diente , un pelo de la barba y una carta de Mahoma. Pero, lo mas hermoso, es, si llegas en el momento de la oración, porque se paraliza toda la sala, no solo porque los visitantes rezan, sino por el calor y color de la voz que interpreta los versos del Corán.

El ultimo lugar interesante para visitar en este tercer patio es la Biblioteca de Ahmet III. Es la biblioteca del Palacio en general, construida totalmente en mármol blanco y que contiene mas de 4000 volúmenes y manuscritos.

Al cuarto patio accedes a través de un camino de piedras pequeñas. Es también llamado jardín de los Tulipanes de los sultanes. Los sultanes desde las terrazas de sus aposentos se deleitaban con las vistas de este jardín y en general del Cuerno de Oro. SI subís una pequeña escalera que hay al costado llegas a la terraza del Cuerno de Oro. A un lado de ésta terraza esta el pabellón Bagdad, que fue construido por Murat IV para conmemorar la toma de esa ciudad. Es una de las obras mas elegantes del palacio con azulejos de Izmir, las cúpulas de oro y las puertas de los armarios de nácar.

Como ya habíamos visitado todo volvíamos hacia la entrada principal que es donde esta la salida y al llegar al segundo patio nos damos cuenta que nos quedo algo por ver porque íbamos apurados para entrar al Harem. Justamente al lado de la entrada se encuentra el Diván, edificio dominado por una torre y que era el lugar de Reunión del consejo. Vas a ver que hay una pequeña ventana situada arriba del lugar que ocupaba el Gran Visir.Se dice que esta construcción se hizo para que el Sultán Suleyman pueda seguir los debates y desarrollo de las sesiones sin ser visto. La torre que esta encima se conoce como la torre de la justicia. Se construyo como torre de vigilancia, pero se dice que desde allí las mujeres seguían las ceremonias y todo lo que ocurría en el tercer patio. Por cierto, la puerta de entrada a ese patio, se llama la puerta de la felicidad.

Todo lo que les conté, era lo que se podía visitar en ese año. Hay que tomar en cuenta que, las salas y espacios se van cerrando por temporadas de acuerdo a las restauraciones que se vayan programando.

La visita en si duro mas o menos unas cuatro o cinco horas. Tomen en cuenta que tuvimos que hacer cola en el Tesoro, pero, lo podes hacerla en menos horas si no te atrae tanto la historia. Lo que si tenes que hacer es visitarlo, no te vas a arrepentir.

Cuando salimos de allí caminamos por el parque que anteriormente pertenecía al Palacio que se llama Gulhane. Es un lugar muy tranquilo y muy bien cuidado, con plantas y flores muy vistosas. Descansamos un rato de tanto salón y luego seguimos nuestro camino.

La idea era visitar Santa Sofia, pero, no nos dimos cuenta que era lunes y ese día estaba cerrada. Lo que nos llamo la atención era que la Plaza estaba precintada y había camiones de comida y mucha gente vestida de policía. Guau que paso acá???. Nada malo, estaban filmando una película. Parece que los actores eran famosos porque las chicas estaban como locas siguiéndolos. Como no conocíamos a nadie, seguimos a nuestro camino.

Pasamos por la tumba donde están enterrados alguno de los antiguos sultanes. En ese momento estaban en obra pero vimos la tumba del Sultán Ahmet y Kosem y el Sultán Mehmet. Ah, algo muy importante, cuando uno entra a una mezquita o como en este caso a un lugar donde están enterrados sultanes, tenes que sacarte los zapatos y dejarlos a la entrada y las mujeres deben cubrirse la cabeza. No se preocupen, a la entrada de cada lugar hay un cartel que avisa que tenes que hacer.

Seguimos,nuestro objetivo que era la Cisterna Basílica.

Tuvimos que hacer cola para poder sacar la entrada . Nos costo unos 8 dólares y particularmente a mi no me gusto, pero hay que reconocer que es uno de los lugares que se tiene que visitar. Hay que tratar de ir con calzado que no sea resbaladizo porque es un sitio un tanto húmedo y sin el calzado adecuado podes resbalarte, y además, si queres sacar buenas fotos tenes que tener un buen flash, por que es un sitio un tanto oscuro. La historia dice que, en Estambul no había suficiente agua dulce dentro de las murallas que rodeaban la ciudad, y había que traerla de fuentes y ríos de la zona del Bosque de Belgrado ubicado a unos 25 kilómetros de distancia. En la época de los asedios, los enemigos se encargaban de destruir los acueductos o directamente envenenar el agua, así que, se empezaron a construir cisternas donde se depositaba el agua dulce. La cisterna basílica o Cisterna de Yerebatan es la mas grande y fue utilizada hasta el siglo XIV y restaurada en el siglo XIX. Se construyo con columnas romanas de distintas épocas, tiene una altura de 8 metros y una capacidad de almacenamiento del 80.000 mts 3. Fue abierta al turismo en 1987 y hoy se llega hasta el final a través de pasarelas. Anteriormente se hacia en pequeños barquitos. Ahí se puede ver, a la izquierda dos columnas en cuyas bases reposan dos extrañas cabezas de medusas.
Para mi gusto, lo mas lindo es la música clásica y el espectáculo de luz que crean un atmosfera mística. Nada mas. A la salida si queres, podes sacarte unas fotos vestido de sultan o de odalisca. Obvio, no son gratis!!.

Como verán fue un día muy largo y con muchas emociones, así que desde allí nos fuimos a descansar al hotel. Por la noche decidimos comer en un lugar sobre una calle que cortaba a la Divan Yolu. Comimos una especie de guiso con carne de cordero que se servía como en una maceta de barro. El mesero hacia todo un espectáculo para servirlo y eso entusiasmaba a los turistas que entraban al lugar. Realmente estaba muy rico, pero, picaba un montón!!!!!!.

Al salir camínanos hasta nuestro hotel deleitándonos con los dulces que se veían en las vidrieras.

Aquí hago un corte en el relato del viaje. Estambul es una ciudad muy intensa y con mucho para ver y contar. Así que, vamos a dejarlos en suspenso hasta la próxima entrega.

ROSARIO SIEMPRE ESTUVO CERCA. PARTE II

Hola a todos, Aquí sigo todavía en esta ciudad muy linda y muy calurosa. Estoy escribiendo este post en la costanera sentada a la sombra de una palmera, frente al rio y disfrutando entre otras cosas de la tranquilidad y el viento fresco que sopla. Si me voy de aquí hacia adentro de la ciudad, es el infierno mismo. Ahora entiendo cuando a la tarde, al bajar el sol, ves a muchísima gente haciendo picnic aquí. Vienen con sus perros, sillas plegables, mate, música, cerveza y se quedan horas. Podes pasar, como hicimos anoche a las 9 y todavía están sentados. Creo que este es el lugar mas fresco y disfrutable de la ciudad.

La semana pasada les conté mi llegada y aventuras hoteleras, esta semana les traeré algunos aspectos turísticos de la ciudad. No los voy a aburrir con la búsqueda de departamentos para vivir, pero, si alguien necesita alquilar algo me escribe por privado , les cuento y aconsejo.

El viernes pasado había llovido mucho durante toda la madrugada y parte del día, es mas, todos pensaban que iba a durar todo el fin de semana, pero al final no fue así. Como no tenia que ver departamentos hasta la tarde me fui al shopping Alto Rosario, pensé que mirar vidrieras un rato me distraería y quizás mientras comía algo les hacia un post sobre la ciudad. Puse mi amigo el GPS en el auto y llegue bastante rápido, ya que esta a unos 2 kilómetros de la ciudad. El shopping es muy lindo y esta hecho sobre la estructura original de los talleres de estilo ingles de Ferrocarril Central Argentino de principios del siglo XIX. Es muy grande, hay patio de juegos, patio de comidas, cines ( cerrados por la pandemia), un Coto y un Museo Ferroviario. Ah, también hay un Rock & Feller’s, en la zona del estacionamiento, que es grandísimo, pero, nunca hay lugar para comer, si quieren ir, hagan reservas con bastante anticipación, o bien vayan con paciencia porque las esperas suelen ser largas. Por la pandemia en el patio de comidas, solo se puede comprar comida para llevar o bien, si el tiempo lo permite, armaron un lugar muy lindo para comer al aire libre, bien resguardado del sol, pero, ese día, por razones climáticas no se podía utilizar. Los precios de las vidrieras me parecieron un poco caros, pero, como desde el comienzo de la pandemia no volví a ningún shopping en Buenos Aires, no puedo hacer ninguna comparación.


Luego de una vuelta, volví al centro a buscar a Eduardo porque teníamos que ver un departamento y desde allí nos fuimos al Casino. No creo que fuera mas de las 7 de la tarde y había muchismo trafico en la zona. Recuerden que el casino esta en la entrada a la ciudad y que la zona no es muy linda. Si no tienen auto, pueden ir en taxi o Uber que esta bastante difundido. Creo que podes llegar en transporte publico, pero no te lo recomiendo sobre todo a la noche. Por suerte hicimos poca cola, nos cobraron una entrada de 50 $ y no tomaban ni temperatura, ni desinfectaban, solo te hacían bajar el barbijo para que la cámara te registre. Adentro todo muy ordenado, mucha limpieza que personal que cuando te levantabas de una maquina, pasaba desinfectante. Había sectores de maquinas deshabilitadas, para que la gente no se amuche, maquinas con separadores , tótems con alcohol en gel por todos lados y si te veían con el barbijo mal puesto te obligaban a ponértelo bien. Como a las 11 de la noche, fuimos a cenar a City Rock, que es un restaurant dentro del hotel que esta ambientado con recuerdos de artistas argentinos, especialmente rosarinos. En un estilo Hard Rock, pero nacional. Si bien era con reserva, pudimos entrar porque había algunas mesas libres. Luego de cenar que nos costo mas o menos 2600$ sin postre sin vino, cómo te daban un free pass para el casino, volvimos un rato mas, porque, por la emergencia sanitaria, todo aquí termina a la 1.30. Sépanlo, si comes ahí y superas los 1500$ te dan un pase para entrar sin hacer cola que, por cierto era a esa hora bastante larga. Como la suerte mucho no nos acompaño, nos fuimos cerca de la 1, pensando que íbamos a hacer al día siguiente, sábado.

Amaneció bastante feo, nublado con ganas de llover. Lo primero que hicimos fue a caminar por la costanera y al medio día agarramos el auto y nos fuimos hasta la zona de los balnearios que esta a mas o menos 10 kilómetros del centro. Hay una parte que es publica y otra privada donde tenes que pagar entradas. La zona es típica con puestos de bebidas frutales, licuados, comidas rápidas, helados etc. Hay una zona de mesitas y sillas donde podes comer y luego bajar a la playa. No es el concepto de playa de arena blanca que conocemos, sino que es mas agreste. Como había llovido mucho había zonas resbaladizas. Si bien había gente en la plaza no se estaban bañando, sino que solo tomaban el poco sol que salía de a ratos o bien hacían algún deporte náutico, como kayak, remo y jet ski y desde nuestra posición se veía la largada de una regata de veleros en la costa de Entre Ríos. Ahí los quedamos un rato hasta que empezó a cubriese el cielo y a caer algunas gotas.. Para tener en cuenta, la policía patrulla las playas e inspecciona las heladeras, si te ven bebidas alcohólicas, te invitan a retirarte .

Como todavía era temprano fuimos en el auto a ver el barrio Alberdi y como quien no quiere la cosa, agarramos la ruta que decía San Lorenzo a 20 kilómetros. Le dimos derecho para allá ya que quería ver como estaba la ciudad, la cual habíamos visitado unos años atrás.

La ciudad es famosa por haberse librado allí la Batalla de San Lorenzo que fue un enfrentamiento armado que se llevó adelante junto al convento de San Carlos, En él, fuerzas independentistas sorprendieron y vencieron a las españolas , quienes vía fluvial aprovisionaban la ciudad de Montevideo . Tiene el privilegio de ser el único combate en territorio argentino que libraron tanto el Regimiento de Granaderos a Caballo como su creador, José de San Martín. Lo primero que ves es el Campo de la Gloria, con un monumento que recuerda el lugar en donde se libro la batalla. Se destaca un hijo del Pino histórico, en donde San Martin escribió luego de la batalla el parte de guerra. Frente a este campo esta el famoso convento ( en este momento cerrado ). El complejo esta integrado por la iglesia, construida en 1807, el convento, un seminario y dos colegios. En el refectorio principal, se instalo el hospital de campaña y se dice que allí falleció el Sargento Cabral, que junto con los demás fallecidos, fueron enterrados en el huerto. En el Museo Histórico del Convento hay exhibiciones de arte religioso, varias salas que son consideradas monumentos históricos, como ser la celda que alojo a San Martin, el refectorio y las exhibiciones que muestran en detalle la construcción del convento

En la anterior visita, fuimos al Museo Histórico Sanmartiniano, ahora obviamente esta cerrado, pero, cuando se arregle todo esto, no dejen de visitarlo. Es un lugar dedicado a plasmar la vida y obra de San Martin, mediante dioramas. Estas son imágenes que mediante juegos de luces en una sala oscura, da la sensación de movimiento. Muy bueno y sobre todo muy didáctico.

Aqui les dejo unas fotos de nuestra anterior visita a la ciudad.

La ciudad estaba con poco movimiento y como no pudimos hacer nada mas, volvimos a Rosario, pero esta vez lo hicimos por la autopista que cuesta 20$.Por la noche solo teníamos ganas de cenar e irnos a dormir, esta vez nos toco ir a Don Ferro en la costanera, pero, hacia tanto frio y había tanto viento que comimos adentro.

El domingo nos encontró con mucho calor, parecía que el frio de la noche anterior se había esfumado. ja ja. Eduardo quería cortase el pelo y como había visto una barbería en el shopping ahí fuimos. Mientras se lo cortaban di unas vueltas mas , hice una compra en Coto que tiene los mismos precios que en Buenos Aires, pero lo que mas me llamo la atención es que el shopping estaba bastante lleno de gente tomando en cuenta que era mas o menos las 1130,parece que lo toman como centro de reunión de amigos. Cuando volvíamos al centro encontramos que en los alrededores de Boulevard Oroño hay una feria de alimentos y de antigüedades. Ahí encontrabas cosas muy interesantes sobre todo para coleccionistas, pero, se destacan, hay varios stands que venden ropa usada en excelentes condiciones a precios muy accesibles. Almorzamos en un lugar llamado Beatmemo, que es un pub que hace tributo a los Beatles, no solo en su música sino también en su comida. En su carta vas a encontrar muchos platos inspirados en sus integrantes y en el tipo de comida que ellos comen. El resto de la tarde la pasamos descansando en el hotel hasta el atardecer, que, como todos los días hicimos nuestra caminata por la costanera.

El resto de la semana paso haciendo lo que vine a hacer, buscando departamentos, pero, el viernes dije basta, hasta aquí llegue, me dedicare a hacer un poco de turismo.

Es así como averigüe que existe un bus turístico ,que funciona solo los viernes sábados, domingos y feriados con horarios establecidos. El recorrido es de 2 horas, pero, no lo tome, porque si bien encontré las paradas en ningún lado vi el recorrido. El costo si sos argentino adulto son 1200 pesos si sos extranjero adulto son 3040$.

Me fui hasta la plaza principal, que, como bien sabemos, en sus alrededores tiene el Palacio Municipal, la Catedral, el correo y en este caso en particular, tenemos a continuación el Monumento a la Bandera. Su nombre es 25 de Mayo y es el lugar donde descansan las cenizas de las Madres de Plaza de Mayo de Rosario. En el centro de la Plaza hay una columna dedicada a la Libertad Nacional y esta rodeada de una serie de estatuas de héroes nacionales.

El Palacio de Gobierno, también llamado Palacio de los leones, debido a que en su puerta hay dos figuras de estos animales, se encuentra frente a la Catedral, separado por el Pasaje Juramento, que te lleva directo al Monumento a la Bandera.

La Catedral de Nuestra Señora del Rosario, es la sede del arzobispado de Rosario. La Basílica data de finales del siglo XIX .Su altar mayor fue hecho con mármol de Carrara, es originario de Italia y fue emplazado en 1898. Ingresando por una de las escaleras laterales, accedemos al subsuelo y nos encontramos con el Camarín de la Virgen, que puede albergar a 150 personas y fue inaugurado en mayo de 1925. ​La imagen de la Virgen del Rosario fue traída desde Cádiz, España en 1773. 

Desde allí, cruce el Monumento a la Bandera y el objetivo era llegar hasta el Planetario, realmente fue imposible, primero, porque el sol me estaba cocinando y segundo porque por la calle no había nadie. Así que dije, lo dejare para otra oportunidad. Algunas fotos del camino truncado hacia el Planetario.

Doble por la calle San Juan y desde allí camine hasta la peatonal Córdoba, para sentarme al fresco y tomar una rica limonada. Por cierto en Rosario se usa mucho tomar limonadas, pomeladas y sus variantes con frutos rojos, y otras cositas, no dejen de probarlos.

Después de tomar fuerzas, camine un poco mas y llegue a la esquina de Sarmiento y Santa Fe en donde se encuentra el mítico bar El Cairo. Estaba lleno de gente, por mas que era medio día. No pude entrar por el protocolo de covid, y como estaba lleno, pues, a esperar turno afuera. Si bien no entre, les cuento un poco de data. Es un bar muy antiguo que data de 1943 y se hizo famoso por que allí se reunían artistas e intelectuales locales y extranjeros. Se hizo mas famoso porque Roberto Fontanarrosa lo inmortalizo en su libro ” La mesa de los galanes”. En la antigüedad era el típico bar donde los hombres se juntaban a jugar al billar y hablar de sus temas favoritos, el futbol y la política, con el paso de los años se va abriendo mas a los jóvenes que buscan reunirse allí con gente amiga. Fue reinaugurado en el año 2004 tal como lo vemos en la actualidad, con un diseño mas colonial y un interior en donde hay hasta una biblioteca y un escenario que es ocupado cada lunes por artistas locales o internacionales. Cuando ya este instalada allí, les mostrare fotos del interior.

Ese fue mi ultimo día en Rosario, de esta etapa. Pronto volveré y tendré un panorama mas amplio de lo que la ciudad ofrece. A simple vista tenemos una oferta gastronómica importante y variada, y una costanera fantástica muy bien acondicionada que reúne a toda la familia ( incluidos los perritos) todas las tardes/noches calurosas de verano. Si les gusta la cerveza hay un polo cervecero importantísimo en el barrio de Pichincha, casi no se puede andar en auto por las calles de ese barrio porque las han cubierto con mesas. Muy lindo todo!!

Los espero pronto!!!

ROSARIO SIEMPRE ESTUVO CERCA.

Así lo dice una canción de Fito Páez y es cierto. A solo 3 horas de auto, 6 horas en tren , 4 hs 30 en micro o 45 minutos de avión se encuentra esta ciudad.

Les cuento porque muchos no lo saben. A Eduardo, de su trabajo, lo trasladan a Rosario, así que, dentro de poco tiempo me vengo a vivir aquí. Estos días estamos buscando lugar para alquilar, una empresa un tanto complicada pero no imposible. En este post les contare como paso estos días, mis aventuras con el alojamiento y en próximas entregas iremos descubriendo entre todos lo que esta ciudad ofrece.

Empecemos con el viaje. Salimos el domingo pasado mas o menos a las 11 de la mañana, en nuestro auto. Era un día hermoso, típico de verano y pensábamos que nos íbamos a encontrar con un montón de gente, por lo menos en la panamericana, pero no, encontramos trafico normal. Solamente hicimos una parada para cargar combustible en San Pedro y llegamos a Rosario tipo 14 horas. La ruta panamericana muy tranquila y en muy buen estado. Tiene peajes, así que si van asegúrense de tener el dispositivo del telepase, porque sino les cobran doble. Otra cosa a tomar en cuenta. El telepase sirve solamente para la capital y algunas ciudades dentro de buenos aires, pero, cuando pasamos a la provincia de Santa Fe y quisimos pagar no sirvió. Hay que sacar una extensión que es el telepaseplus.

Hay que ser realista, si llegas en auto, la entrada a la ciudad es realmente muy, pero muy fea. Hay un gran contraste entre el Hotel City Center en donde esta el casino y el entorno, que esta dominado por una gran villa de emergencia. Ir con cuidado!!!!.No salirse de la ruta para nada!!. Nosotros habíamos estado hace unos cinco años por un fin de semana y sabíamos como era la entrada, pero si es tu primera vez, no tengas miedo, no toda la ciudad es así. La autopista Rosario Buenos Aires, se transforma en el Boulevard Oroño luego de pasar por el Parque de la Independencia.

Teníamos nuestro alojamiento reservado en el centro de la ciudad, en un hotel que se llamaba Barón del Mil. Como buen agente de viajes que soy entre a investigar un poco, porque nunca lo había oído nombrar. Si bien tenia pagina web, y criticas bastante buenas en TripAdvisor ( es como una biblia para nosotros), ningún operador lo tenia dentro de la opciones para vender. Volvamos a la ciudad de Rosario. Cuando llegamos era un infierno en cuanto al calor. Hacia como 35° a la sombra!!!. Lo único que queríamos hacer cuando llegáramos al hotel, era comer algo y descansar un rato al fresco. Nos costo encontrarlo un poco porque estaba en una calle cortada. Se veía muy sencillo y a simple vista cumplía en la entrada con las disposiciones vigentes de Covid. Luego del check in bajamos el auto a la cochera. Solo les voy a mostrar esta foto, que resume lo que era el lugar y ustedes saquen sus propias conclusiones.

Subimos hasta el 4to piso donde estaba nuestra habitación, entramos y me golpeo el calor. En la habitación solo entraba la cama matrimonial, dos mesas de luz y nada mas. El baño estaba modernizado, pero un tanto descuidado en su aspecto.

Como estábamos con hambre dejamos las valijas, prendimos el aire para que se refresque y salimos a comer. Hicimos una cuadra por la peatonal San Martin y no había nada de gente y menos aun negocios abiertos, doblamos por la calle Rioja y seguimos para el lado del rio. En todo el camino no encontramos ningún lugar donde comer o por lo menos donde tomar algo fresco. Todo cerrado, nada de nada. Me recordaba a esas películas americanas del desierto, en donde corren los fardos de paja por los campos. En ese momento, pensé, que es lo que estoy haciendo acá, abajo del sol a 300 kilómetros de mi cómoda casa, muriéndome de calor y sed. Socorro!!!!!. me quiero ir!!!!. Tal cual como en un desierto, apareció un Oasis. Encontramos un lugar muy lindo para comer que se llama VIP Rosario. No tuvimos que esperar , comimos adentro porque si bien afuera estaba reparado, nos recomendaron hacerlo allí porque estaba mas fresco. Nos pedimos 1/2 carlito que tenia huevo y morrones, un sándwich de jamón crudo, cerveza y pepsi, todo por 930$, quizás no es barato, pero tampoco es demasiado caro.

Estábamos super frescos, pero ya teníamos ganas de ir a descansar. Muy a nuestro pesar salimos y caminamos por la calle San Luis hasta nuestro hotel a unas 10 cuadras mas o menos. Cuando llegamos a la habitación, el aire que habíamos dejado prendido no había enfriado suficiente. Me dije, afuera hace mucho calor, esperemos un rato mas, mientras, empiezo a guardar la ropa. Sorpresa!!! cuando abro los 2 cajones que había veo una gruesa capa de polvo como si nadie lo hubiera limpiado en meses. En estos momento en donde la limpieza es fundamental, no puedo dejarlo pasar. Así que poniendo buena onda lo limpie con mi sanitizante. El aire seguía sin enfriar mucho, así que aprovechando que tenia que salir a buscar algo para tomar ( el hotel no tenia ni siquiera la posibilidad de comprar bebidas ahí mismo), le pedí a la persona de recepción que si se podía hacer un cambio de habitación, por una un poco mas grande porque yo tenia que trabajar durante los 12 días que nos íbamos a quedar y no tenia ningún lugar como para hacerlo. Me dijo que iba a hablar con el encargado y me avisaba. No paso ni media hora cuando nos toco la puerta( el teléfono no andaba) y nos dice que nos podíamos mudar a otra habitación mas amplia. La vinos, era una con 3 camas, mas grande, así que nos mudamos. La disposición de las camas no era muy buena, así que, nos pusimos a correr una de ellas, y se nos sale una de las patas quedando chueca. A esta altura mi humor no era el mejor, pero había que tomárselo con calma. Comencé a guardar la ropa y al abrir un cajón, se cae sobre el de abajo, se traba y es casi imposible abrirlo. No es que había mucho lugar para guardar cosas ( solo esos 2 cajones y 1 roto), pero, bueno, guarde lo que me entro y el resto quedo en la valija. El aire acondicionado por suerte andaba bien, así que, luego de un baño salimos a buscar algún lugar para cenar. Fuimos a comer a un lugar llamado Abasto, sobre la avda. Pellegrini. Comimos una pizzanesa de pollo, cerveza y pepsi por casi 1000 pesos,

Terminamos la noche con un helado de Gianduia. No se lo pierdan son riquisimos!!!!!

Volvimos a nuestro hotel, cansados y nos fuimos a dormir. La sorpresa fue cuando abrí la cama, las sabanas estaban negras y agujereadas. El colmo!!!!. En el pasillo había disponible alcohol al 70%, para que te pongas al bajar del ascensor. Lo agarre y rocié toda la cama con eso. Fue preferible dormir mojada que agarrarme covid

Eduardo ya estaba de muy mal humor y había decidido pedir a la empresa que lo cambien de hotel, porque no cumplía con los mínimos requisitos de limpieza. Esa noche la pasamos bastante mal porque se levanto mucho viento y lluvia y las puertas y ventanas se movían mucho. Al día siguiente ( lunes) amaneció feo y lluvioso, pero por suerte había bajado la temperatura. Eduardo se fue mas temprano y cuando fue a desayunar se encontró con que solo era café de saquito o te, con 2 medialunas. Nada mas!. Me aviso para que fuera preparada, pero no me preparo para ver lo sucias que estaban las mesas. Apoye los brazos y me quedaron pegados. Les dejo la foto de la servilleta con que limpie la mesa.

Ya se me habían volado todos los patos y pedí hablar con el encargado. Se las hago corta, cuando vino, no solo le dije que la habitación estaba mal mantenida, sino que todo estaba muy sucio y que el desayuno era espantoso. Lo de la limpieza me dijo que la habitación había estado desocupada hacia 8 días y no se había repasado y lo del desayuno, es que, debido al covid no se podía servir otra cosa. Nos volvieron a cambiar de habitación a una mas grande con 3 camas individuales, una matrimonial, y el mismo ropero. A todo esto, la empresa nos había autorizado un cambio de hotel, solo me pidieron que “aguantara” una noche mas, porque el nuevo hotel, no tenia lugar esa noche. Con esa esperanza de algo mejor, me quede tranquila y no dije nada mas, En esta ultima habitación me encontré con que las palomas habitaban en el balcón y se habían puesto nerviosas porque abrí la ventana, ah y por cierto, me quede con la manija en la mano. Dije..ommmmmmmm, tranquila solo es una noche y seguí con mi esquema del día, que incluía visitar departamentos.

Sali a la calle que hasta el día anterior parecía un desierto, y se había transformado en una calle normal con muchos negocios de diferentes cosas, pero de baja calidad. Si conocen la Ciudad de Buenos Aires, seria como Constitución. Por la tarde después de ver un departamento, caminamos con Eduardo por la costanera que esta en la zona del barrio Martin. Si bien esta bastante arreglada, no esta tan linda como en la zona del Parque España. Pasamos por el Monumento a la Bandera que solo se puede visitar por afuera.

Es la obra más emblemática de Rosario. Está a pasos del río y se conecta al casco histórico a través del Pasaje Juramento, ocupando el sitio donde en 1812 Manuel Belgrano izó por primera vez la bandera argentina. Ocupando una superficie de 10.000 metros cuadrados, esta obra completamente revestida en mármol travertino representa en su conjunto la nave de la patria surcando las aguas de la eternidad hacia su futuro de grandeza. Se destacan tres partes: La Proa, el Patio Cívico y el Propileo Triunfal de la Patria que, junto a esculturas y relieves, simbolizan los momentos históricos del país desde su nacimiento hasta su organización constitucional, pasando por sus valores económicos, culturales, telúricos y geográficos. Debajo del Propileo se encuentra la Galería de Honor de las Banderas de América, recinto que rinde homenaje a las banderas de los países integrantes de la Organización de Estados Americanos, transmitiendo el espíritu de confraternidad entre los pueblos del continente.

Todo esto esta en los folletos que me dieron en el nuevo hotel donde estoy alojada ahora, no crean que se tanto de estilo arquitectónico.

Hay recorridos guiados gratuitos y también si te bajas la aplicación de Rosario turismo, podes hacer el recorrido por tu cuenta. También se puede subir al mirador, pero, por la emergencia sanitaria esta temporalmente cerrado.

Les dejo unas fotos para que vean lo lindo que esta.

De camino al hotel y a la salida del monumento, pasamos por la Catedral y el Palacio Municipal, de allí seguimos paseando por la Peatonal Córdoba hasta llegar a San Martin. Como eran casi las 8 de la noche, los negocios empezaban a cerrar y la zona vuelve a ponerse triste. Esa noche cenamos en una parrilla llamada La Estancia, sobre la avda. Pellegrini y tempranito nos fuimos a dormir porque al día siguiente tenia una nueva mudanza.

Así fue, nos cambiamos a un apart llamado Catamarca Suites Land.

Esta a dos cuadras del Parque España, en una zona muy linda y tranquila. En esta parte, la costanera tiene todo un paseo renovado con muchos lugares para tomar cerveza o cenar, o solamente pasear tranquilo.

Esta semana nos dedicaremos a buscar departamentos para vivir. No los voy a aburrir con las historias de inmobiliarias y departamentos, que algunas veces me hicieron llorar un poco. Mucho turismo no se puede hacer porque hay muchas cosas cerradas, pero, camine muchísimo la ciudad. Así les puedo decir que la peatonal San Martin tiene negocios de mas baja categoría, mientras que en la peatonal Córdoba están los negocios de mayor categoría y los bancos. Hay un gran polo cervecero en la zona de Pichincha y el Boulevard Oroño, que esta muy lindo e iluminado de noche. Otra zona cervecera es la Avda. Pellegrini, pero allí también encontramos algunos restaurantes, parrillas y heladerías. Fui a dos shoppings, el Portal que esta un tanto alejado del centro y el Alto Rosario que esta en un nuevo polo de edificios que esta surgiendo. Ambos bastante vacíos y con algunos negocios cerrados.

Por hoy los dejo con esto. Hay muchas mas aventuras para contar porque me quedo una semana mas y seguramente algo turistico podre hacer.
El fin de semana se acerca y veremos que ofrece la ciudad como para hacer.

Los espero pronto!!!

CURIOSIDADES DE CABALLITO.

Aquí les dejo unos datos curiosos del Barrio de Caballito, que encontré en el libro de Diego Zigiotto, entre otros autores. Espero que lo disfruten.

  • El centro geográfico de la ciudad de Buenos Aires, se encuentra en la calle Avellaneda 1023, parcela 14 de la manzana 9, sección 45m circunscripción 7. Una placa de bronce asi lo testimonia.
  • En la calle Guayaquil 877 funciona la peluquería y barbería La Época. Su dueño, Miguel Ángel Barnes, ha convertido el local en un museo que atesora objetos relacionados con el rubro de los siglos XIX y XX. Allí los vecinos se reúnen para asistir a diversos cursos, para escuchar tango o simplemente charlar.
  • Como ya les conté en el post, desde el año 1980 y gracias a los esfuerzos de la Asociación Amigos del Tranvía, durante los fines de semana, funciona el Tranway Histórico de Buenos Aires. El Tranway esta formado por varios coches antiguos restaurados que parten de la estación Polvorín, en la esquina de Emilio Mitre y José Bonifacio. En esta estación, no solo se guardan los antiguos coches de tranvía, sino que además, se reparan los vagones del subte A. Es por eso que de vez en cuando se ven ascender desde la rampa de la estación Primera Junta formaciones que circulan por la superficie, a través de la calle Emilio Mitre, hasta llegar a esta estación. La estación Polvorín, lleva ese nombre por la antigua denominación de la calle Emilio Mitre. En el cruce de esa calle con Eva Perón, donde se extiende el parque Chacabuco, estaba justamente el antiguo polvorín, volado por una explosión en 1898.
  • En el Parque Centenario, había un busto que recordaba a Marie Curie, éste, fue robado en el año 2002 y solo queda el pedestal, que esta esperando la copia de la escultura, que hasta el día de hoy no llego. Lo curioso es que debajo de este pedestal, hay una urna con tubos de radio, que pertenecieron a la científica, y un puñado de tierra de Polonia que fue su suelo natal. En el año 2067 cuando se cumplan los 200 años del nacimiento de la científica, se procederá a abrir la urna.

  • Además, en este mismo parque, se alza el monumento La Aurora, de Emile Peynot. Tiene un muy raro récord, que es, la de ser la estatua mas veces restaurada de la ciudad, debido a que por reiterados actos de vandalismo la han mutilado o pintado grafitis. Pero, también es el monumento que mas veces ha cambiado de ubicación, Fue inaugurada en 1918 en Plaza Rodríguez Peña, 10 años después, la desplazaron para colocar allí el monumento a Bernardo de Irigoyen, trasladándola al Parque Rivadavia, de donde fue desplazada para colocar el Monumento a Simón Bolívar. Se la ubico en Parque Chacabuco, hasta que se empezó a construir la Autopista 25 de mayo, y fue nuevamente desplazada hasta su destino hasta ahora final, en el Parque Centenario.
  • El edificio del Hospital Naval, ubicado en Patricias Argentinas 351, se asemeja a un buque visto a la distancia. Fue proyectado por el arquitecto Clorindo Testa, si te fijas bien, sus ventanas parecen ojos de buey.
  • Había un tendido ferroviario construido por el antiguo Ferrocarril Buenos Aires al Pacifico en el año 1899 que, a principios del año 1900 fue transferido al ferrocarril del Oeste. Este tendido unía Caballito con el barrio de Chacarita. En el año 1927, se levantaron las vías y este corredor se transformo en la avenida Parral, hoy conocida con el nombre de Avda. Honorio Pueyrredón.
  • El Monumento al Cid Campeador fue inaugurado en el año 1935 en el cruce de las avda. Gaona, Honorio Pueyrredón y San Martin, justo, en el limite del barrio. Como allí ocasionaba problemas en el transito, se lo desplazo hacia un costado, en su ubicación actual .La piedra del pedestal, proviene de Burgos, España , donde había nacido el héroe del Cantar del Mio Cid, Rodrigo Diaz de Vivar. La escultora de la estatua, Anna Hyatt Huntington, realizo otras dos copias que dono a las ciudades de Sevilla y Nueva York.
  • En 1912 el Ferrocarril del Oeste y el Ferrocarril del Sud, construyeron el Servicio de leche de Caballito, que funciono hasta la década del 60. El lugar hoy es conocido como Patio de los lecheros y se encuentra en Bacacay al 1700.
  • El caserón que en la actualidad ocupa el Instituto Justo José de Urquiza en la Avda. Rivadavia 4950, se construyo en las primeras décadas del siglo XX para albergar a la reina española Victoria Eugenia de Battenberg, esposa de Alfonso XIII, que pensaba radicarse en Buenos Aires, cosa que finalmente no ocurrió, ya que decidió radicarse en Suiza hasta su fallecimiento.
  • El Pasaje Los Alpes, ubicado a la altura de la calle Parral al 150, es una pasarela de 1,50 mts de ancho sobre las vías del Ferrocarril Sarmiento. Tiene edificios de un lado y el alambrado que da a la vía del otro. Antes se denominada Meade porque era el nombre del propietario de los terrenos.
  • Algunos famosos que vivieron en el Barrio: Baldomero Fernández Moreno, algunos historiadores, dicen que el edificio de la Avda. Rivadavia 5896 le sirvió de inspiración para la poesía “70 balcones y ninguna flor”, Evangelina Salazar antes de casarse con Palito Ortega vivía en la calle Méndez de Andes en la cercanía de Donato Álvarez, Roberto Escalada, Rosana Falasca, Carlos Ruckauf, Alfredo Palacio, Alicia Moreau de Justo, Alberto Migre, Edda Diaz, Hugo del Carril y Agustín Magaldi entre otros. Pero, los vecinos mas destacados o que por lo menos hicieron conocer el barrio, fueron Charlie García, Nito Mestre quienes cursaron en el colegio Damaso Centeno, Juan Domingo Perón, fue pupilo del Instituto Politécnico donde hoy se encuentra el Village Caballito, Firpo entrenaba en el subsuelo del Café de los Japoneses, hoy Rojas y Rivadavia. El Trio Manal compuso el tema Avenida Rivadavia en el Bar el Coleccionista ubicado en Rivadavia y Florencio Balcarce y justamente en ese edificio vivía y se divertía con un telescopio el escritor Conrado Nale Roxlo. Rolo Puente quien se sentía orgulloso de ser habitante del barrio, pero mas orgulloso estaba de ser hincha de Ferro Carril Oeste.
  • La Avda. Acoyte, nace en la Avda. Rivadavia al 4999 y finaliza su recorrido en la Avda. Ángel Gallardo. Su nombre original era Viamonte, lo mismo que su continuación, hoy José María Moreno. El Nombre de Acoyte proviene del paraje de la provincia de Salta donde el 13 de febrero de 1818 una partida de gauchos encabezada por José Antonio Ruiz derrota a un destacamento español muy superior en numero
  • El Bar El viejo Buzón ubicado en Neuquén y Espinosa, fue, en sus orígenes una panadería. En el año 1993 la Legislatura porteña la declaro Esquina Historia de la Cuidad de Buenos Aires y a partir de entonces el lugar tomo relevancia. El bar, lleva ese nombre por el buzón de color rojo que se exhibe en su esquina
  • Así como Palermo tiene sub barrios no declarados, Caballito también los tiene. Tenemos Parque Centenario, que es la zona que rodea al parque del mismo nombre, delimitado por las avenidas Diaz Vélez, Patricias Argentinas, Campichuelo y Ángel Gallardo. Barrio el Hogar Argentino, ubicado entre Centenera, Valle, Cachimayo , Nicolás Videla y Antonio Ferrari. Barrio Ingles, entre avda. Pedro Goyena, Emilio Mitre y Del Barco Centenera. Primera Junta, que esta en los alrededores de la Plaza Primera Junta.

Ahora les dejo unas historias de amores y crímenes que tome de las visitas guiadas que se hacían en el barrio antes de la pandemia.

  • En el año 1929, Nicolás Vila fue asesinado por un soldado del general Lavalle por interponerse en los amores de este general con una criada suya.
  • Muy cerca de allí, en la quinta de los Lezica, una atractiva planchadora negra dejo encandilado al joven hijo del patrón; ella termino degollada y su enamorado colgado de un eucaliptus que Sarmiento había regalado a la familia.
  • Parece que en esta quinta las cosas no eran muy tranquilas, porque en 1874, el quintero de los Lezica, mato de un escopetazo a un ladrón que escapaba con un bulto de una habitación de la quita. El muerto era Antoine Ancely quien había vendido la quinta a los Lezica a principios del siglo XIX. Según el diario La Nacion, Ancely, se cree que había ido a buscar algo a la que todavía creía su propiedad.
  • En 1906 en José María Moreno y Rivadavia, el niño Cayetano Santos Godino, de menos de 10 años se llevo a una nena italiana de tres o cuatro años y la ahorco con un cordón, en un baldío de la calle Rio de Janeiro. Este es el primero de los crímenes que después lo harían famoso como El Petiso Orejudo.

Yo les recomiendo que, en cuanto se restablezcan las visitas guiadas tomen una porque hay muchísimas historias lindas, que tiene el barrio. Aquí fueron solo algunos ejemplos.

Los veo en el proximo post.

MI BARRIO: CABALLITO

Centro geográfico de la Ciudad de Buenos Aires, nudo importante de medios de transporte, estadio de futbol, Iglesias, artistas famosos que vivieron o estudiaron aquí, mercados, calles comerciales, todo esto es mi barrio. Les cuento un poco mas en detalle de él para que lo visiten cuando estén por Argentina.

Tiene un superficie de 6,8 km2 y una población al año 2010 de 176.000 habitantes. Creo que al día de hoy debe ser un poco mas, porque se ha construido muchísimo en el barrio y eso hace que mas gente viva por estos lugares.

Sus limites son: Avda. Juan B Justo, Avda. San Martin, Avda. Ángel Gallardo, Rio de Janeiro, Avda. Rivadavia, Avda. La Plata, Avda. Directorio, Curapaligue, y Donato Álvarez y sus barrios vecinos son: Flores, Villa Mitre, Villa Crespo, Almagro, Boedo y Parque Chacabuco.

Tenes varias maneras de llegar hasta el Barrio. Si queres utilizar el subte, la Linea A recorre la Avda. Rivadavia desde sus inicios. Las estaciones. Rio de Janeiro, Acoyte, Primera Junta y Púan se encuentran dentro de los limites, pero, si te bajas en Carabobo, no te hagas problema, estarás en Flores, pero a 2 cuadras de Donato Álvarez. Queres viajar en tren?, si tomas la linea Sarmiento, te bajas en la estación Caballito y caminas tan solo una cuadra y ya estas en la Avda. Rivadavia, en una de las mejores zonas comerciales que hay.

Desde donde vivís no llegan estos medios de transporte?. No te preocupes, podes utilizar el colectivo. Son mas de 30 las líneas , que pasan por alguna de las avenidas o calles que conforman en barrio. Como les decía mas arriba, es un nudo importantísimo a nivel transporte. Quien vive en este barrio, sabe que por algún lado pasa algún medio de transporte que te lleva a algún punto de la ciudad, por mas que este lejos.

La historia del nombre del barrio se remonta al año 1821, cuando Nicolás Vila, adquirió una manzana que compren las actuales Avda. Rivadavia, Emilio Mitre, Avda. J. B. Alberdi y Víctor Martínez. Allí edifico una casa con cuatro habitaciones, una de las cuales, la destino a una pulpería. Esta se encontraba en los limites de lo que era el Camino Real del Oeste y, para llamar la atención de su establecimiento, Vila, coloco en la puerta una mástil con una veleta de laton que contenía la figura de un caballo. Es así como el establecimiento se lo conoció como ” la pulpería del caballito “Así surgió el nombre del barrio. La veleta original, se encuentra en el Museo Histórico de Lujan, pero, en la Plaza Primera Junta hay una que fue donada por el Club de Leones de Caballito y,en el Colegio Marianista, en el año 2015 se coloco una replica de la misma, este es el mismo lugar que originalmente se encontraba, donde hoy se levanta el nivel inicial de ese colegio.

En el siglo XVIII, las tierras se encontraban trabajadas por los esclavos negros que se dedicaban a cultivar duraznos, membrillos y vides en la quintas que se diseminadas por la zona, bastante despoblada. A medida que fue extendiéndose el casco fundacional, a mediados del siglo XIX, hacia el oeste, y en especial a medida que la Pulpería del Caballito se hace conocida, la zona comienza a poblarse y a urbanizarse. El primer gran impulso de la zona, fue la construcción del Ferrocarril del Oeste, que fue la primer linea férrea que hubo en Buenos Aires, inaugurada en 1857. En esos años unía la actual Plaza Lavalle con la actual estación Floresta. Con la llegada del ferrocarril muchas familias adineradas comenzaron a tener sus quintas de descanso en la zonas actuales de Caballito y Flores. La oleada de inmigrantes después de 1880 hizo que la zona acentuara su urbanización, las grandes quintas fueron desapareciendo y se comenzaron a construir casas mas pequeñas, aunque se conservaron algunos grandes palacetes. El gran salto a la modernidad y al crecimiento, lo dio la inauguración del tranvía subterráneo de la Compañía Anglo-Argentina en 1914, que se extendió hasta la Plaza Primera Junta. Así, la zona quedo conectada con el centro de la ciudad de una manera mucho mas veloz.

El barrio comenzó a cambiar, surgiendo los primeros edificios de departamentos y los profesionales y comerciantes lo eligieron para vivir o simplemente trabajar. Primera Junta se consolido como núcleo comercial y de transporte. En 1948 el auge de la construcción significo la demolición de los antiguos palacios de la clase alta que todavía se mantenían y el barrio rápidamente comenzó a lucir mas moderno con la construcción de edificios de departamentos de mas altura. La avda. Pedro Goyena alcanzo gran renombre por ser uno de los ejes residenciales mas importantes y en donde se comenzaron a construir edificios de gran categoría. La ultima gran oleada de construcción se dio a partir del año 2007, cuando las calles menos concurridas comienzan a poblarse de grandes edificios modernos. Allí donde había caserones o chalets o pequeños comercios, rápidamente se demolían y surgían edificios altos y modernos. Esto trajo aparejado la quejas de los vecinos, que reclamaron limitaciones y protección del patrimonio arquitectónico. No solo esto, también se saturaron los servicios de luz, agua y cloacas. En parte, se soluciono, ya que en Caballito norte, se limito la altura de la construcción, pero en Caballito sur, no, la construcción esta creciendo a pasos agigantados.

Veamos ahora que nos ofrece el barrio.

Tenemos muchos espacios verdes, pero, los mas importantes son: Parque Centenario: Se ubica justo en los limites entre Caballito, Almagro y Villa Crespo. Este parque proporciona una gran actividad a los vecinos, porque cuenta con un anfiteatro, donde se ofrecen espectáculos gratuitos durante el verano sobre todo para chicos, una feria de artesanos que funciona durante los fines de semana sumada a la feria de libros y revistas que se encuentra durante toda la semana, un lago artificial, juegos recreativos, murales, estatuas y un skatepark. Por las tardes y noches durante todo el año, el parque es uno de los lugares elegidos por los vecinos para hacer caminatas, gimnasia o simplemente sentarse a charlar con amigos. El parque tiene gran diversidad de especies de plantas y arboles autóctonos como platanos, tipas, paraísos, jacaranda y palo borracho. En los alrededores del parque, están los hospitales, Durand, Naval y el de oncología Marie Curie, también el instituto de zoonosis Luis Pasteur y el Museo Argentino de Ciencias naturales. En la Asociación Argentina Amigos de la Astronomía se encuentra el mas importante observatorio de la ciudad.

Otro espacio verde es el Parque Rivadavia. Ubicado sobre la avda. Rivadavia y Rio de Janeiro, fue construido en los terrenos de una antigua finca de la familia Lezica. Podes encontrar una feria de libros, revistas y discos usados y durante los fines de semana una feria de compra, venta, canje de artículos relacionados con la filatelia, numismática y coleccionismo en general. Ocupa unas 6 hectáreas y fue diseñado por Carlos Thays. Tiene un pequeño lago artificial ubicado en el centro del parque, un anfiteatro, el monumento a la Madre y uno dedicado a Simón Bolívar.

La otra gran plaza es la Irlanda, ubicada también justo en el limite con Flores, en la avda. Gaona y Donato Álvarez. mas de 50 especies conforman el follaje de la plaza, destacándose las tipas, los robles, algarrobos, pinos, plátanos, palos borrachos, fresnos y palmeras. Cuenta con bicisendas de cemento que rodean la plaza, un sendero aeróbico, mesas para hacer picnics, un pequeño anfiteatro donde se dan clases de gimnasia y en menor medida proyección de películas en verano. Sobre la calle Neuquén se ubica la calesita de José, una de las pocas que sobreviven en la capital, y también zonas de juegos para, chicos. Los fines de semana, se pueden alquilar bicicletas y coches eléctricos para los chicos y hay concursos de manchas. Para los adultos, frente al Colegio Monseñor Dillon hay un club de vecinos y jubilados, con una cancha de bochas y un sector donde podes jugar al ajedrez y truco.

La Plaza Primera Junta, tiene la particularidad de ser una plaza seca, pero por eso no deja de ser menos importante. Es inicio de una zona comercial, por debajo, corre el subte A, a dos cuadras esta la estación de tren Caballito, cuenta con una feria de libros antiguos que funciona durante la semana, pero, lo mas característico es que, frente a ella se encuentra el Mercado del Progreso. Inaugurado en el año 1889 fue construido por la Sociedad de Progreso de Caballito y abastecía principalmente a los barrios de Almagro, Caballito y Flores. Los materiales de construcción fueron hierro, ladrillo y mármol y la disposición de su estructura, hacia que las condiciones de ventilación y limpieza sean de avanzada para la época. El pabellón central estaba dedicado a la carne. No tenia paredes, y el aire corría libremente, sobre todo por la noche, al cerrarse los puestos. A la derecha se vendía el pescado en una zona donde había tablas de mármol con fuentes de aguas constantes, haciendo que el pescado pudiera lavarse y mantenerse perfecto estado. El resto de los puestos se dedicaban a las frutas y verduras. En la actualidad el mercado consta de 17 negocios a la calle y 174 puestos interiores, distribuidos en 3600 mts2. Vale la pena una visita para ver el interior, aunque no tengas que comprar nada, aunque seguro que te vas a tentar con alguna cosita, porque a las antiguas carnicerías, verdulerías y pescadería, se le han sumado, casas de comidas elaboradas, veterinaria, tecnología, peluquería, indumentaria, etc.

La religiosidad esta representada por las siguientes iglesias.

Parroquia de Nuestra Señora de Caacupé: Ubicada en las cercanías de Parque Rivadavia, en el terreno que años atrás ocupo la quinta de la familia Wanklin. Cuando Julio A. Roca fue presidente, se alojaba allí para pasar los veranos. En 1882 llegaron las primeras imágenes religiosas de la Congregación de la Santa Unión de los Sagrados Corazones, quienes habían comprado la antigua quinta de los Wanklin, y establecen allí su convento que seria la base de la Congregación en Argentina. En 1883 se inaugura el primer colegio y preparan entre sus aulas un lugar para celebrar misa. En 1885 se construyo la primer capilla. En 1906 se adquirió un terreno vecino y se amplio la escuela y se levanto otra capilla de estilo románico. En 1930 se aprobó un proyecto en donde se establecía que la Municipalidad de Buenos Aires, debía estar en el centro geográfico de la ciudad. Es así, como los terrenos del Colegio de la Santa Unión y la capilla fueron expropiados y la congregación se traslado a su actual edificio frente a Plaza Irlanda. Finalmente el proyecto de la municipalidad no prospero y la capilla quedo abandonada en pésimo estado, pero, en 1983 la Municipalidad la entrego al Episcopado y se transformo en una nueva parroquia y santuario de Nuestra Sra. de Caacupé, Patrona de Paraguay. El templo forma parte de un complejo junto a una Escuela Municipal, un Jardín de Infantes y Preescolar.

Otra de las grandes iglesias es Nuestra Sra de Buenos Aires. En 1893 Celina Beláustegui dono un terreno en Caballito para que los Mercedarios construyeran su escuela e Iglesia. Este templo, cuyas torres alcanzan los 75 mts de altura, tuvo tres antecesores en el mismo lugar en donde se erige. Un pequeño oratorio dedicado a los padres fundacionales en 1893, una capilla inaugurada en 1894, llamada Nuestra Señora de Bonaria ( hoy es una de las aulas del colegio contiguo ) y finalmente en 1918 se coloco y bendijo la piedra fundamental en la esquina de la actual avda. Gaona y Espinosa. Ese año se coloco la imagen de mármol de Nuestra Señora de la Merced, conmemorándose los 700 años de la orden y finalmente fue la iglesia inaugurada en 1932 y restaurada en los años 90. De estilo neogótico, encontramos un importante rosetón pentagonal sobre la fachada y a ambos lados de ella, también dos torres campanarios de planta cuadrangular envuelven el majestuoso atrio con dos puertas centrales que rinden homenaje, con esculturas en relieve a Juan Diaz de Solís, Pedro de Mendoza, Cristóbal Colon y Juan de Garay. Adentro, podes admirar un baldaquino de 19 mts de granito rosado alemán. En el altar mayor las imágenes de Nuestra Señora de la Merced y Nuestra Señora de los Buenos Aires. Once campanas colocadas en los campanarios y coronados por estilizadas agujas con cruces que hasta antes de la cuarentena sonaban todos los domingos, llamando a los fieles a misa.También en la planta alta se encuentra el Camarín de la Virgen Generala, Nuestra Señora de la Merced, ante la cual Manuel Belgrano entrego el bastón de mando tras la batalla de Tucumán

La tercer gran Iglesia es la Parroquia Santa Julia, ubicada en Avda. J.B. Alberdi y Víctor Martínez. La piedra fundacional fue colocada en 1903 y finalmente inaugurada en el año 1938. Es una iglesia muy luminosa por dentro y se emplearon en su construcción materiales poco convencionales para la época como el ónix. Se conserva una imagen venerada de Nuestra Señora de la Misericordia, que fue llevada al templo un devoto genovés en 1918, durante la epidemia de fiebre amarilla y cólera hizo promesa de traerla de Savona, su pueblo, si libraba del flagelo a «este populoso barrio y toda nuestra Patria, pidiendo la fe profunda, el espíritu de unidad y de paz para todo el pueblo argentino». Milagro que realmente ocurrió. En esa época hacía la Novena en su casa, situada en Acoyte y Neuquén, y se llevaba en procesión pública por la plaza de Flores. Cuando se edificó la iglesia, la viuda de aquel devoto la donó a la parroquia. En el año 2002 se estableció que Nuestra Señora de la Misericordia sea la Patrona del Barrio de Caballito.


La educación tiene un aspecto muy importante en el barrio. Hay muchísimos colegios de todos los niveles educativos como el Damaso Centeno, el Marianista, San José de Calasanz, Instituto Divino Rostro, Redemptrix Captivorum, Santa Brígida, Monseñor Dillon, San Cirano ( que junto con el Colegio Canadá se destaca por la enseñanza bilingüe del idioma ingles). También, la Universidad de Buenos Aires, tiene una sede de la Facultad de Filosofía y Letras en la calle Púan y la Universidad Maimónides tiene una cede en las cercanías del Parque Centenario. El Instituto Universitario de la Policía Federal tienen una sede en la calle Rosario en el cruce con la Avda. José María Moreno.

Si un fin de semana no sabes que hacer, podes tomar el Tranvia Historico de Buenos Aires. Es un paseo que rememora el medio de transporte tan propio de los porteños. Es gratis, sale cada 25 minutos de la esquina de Emilio Mite y José Bonifacio.

Por ultimo, que seria de un barrio sin sus clubes deportivos. Hay diversos clubes, pero el mas importante es sin dudas, Ferrocarril Oeste, fundado en el año 1904. Conserva su sede sobre la calle Federico García Lorca y su estadio sobre la Avda. Avellaneda. No solo el futbol es su actividad profesional mas importante, sino otras disciplinas como el vóley, básquet y hockey. También esta el Club Italiano, fundado en 1896 con su sede frente al Parque Rivadavia en donde se realizan las actividades culturales, el Club Portugués, cuya sede se encuentra en la avda. Pedro Goyena y el club Caballito Juniors, que es participante del futsal argentino.

Buscas comercios donde hacer compras?. Tenes el Shopping Caballito en la esquina de Avda. Rivadavia y Riglos, muy cerca del eje comercial de la avda. José María Moreno y Acoyte. Buscas cines?, Tenes el complejo Cinepolis y Cinemark, uno enfrente del otro tambien sobre avda Rivadavia.

Acoyte y Rivadavia

Hace unos pocos años que la zona se ha transformado en un polo gastronómico. Al Patio de los lecheros, muy cerca de las vías del ferrocarril Sarmiento, se le suma la zona de la Avda. Pedro Goyena. El ingenio porteño ya ha bautizado la zona como la Caballito Gourmet. Son 17 cuadras desde Avda. La Plata hasta Púan en donde podes encontrar mas de 30 locales, que van desde las actuales cervecerías, casas de sushi, hasta heladerías, parrillas, pizzerías y comida peruana. No dejes de visitar la heladería Rapanui que esta localizado en un edificio histórico.

Patio de los Lecheros

La verdad es que mi barrio ofrece esto y mucho mas. Hay miles de lugares que me quedaron por fotografiar, prometo hacerles un up grade en un tiempo, cuando aparezcan alguna cosas que se están construyendo, porque Caballito es así, una constante evolución.

Los espero en el proximo post!!!

FELIZ AÑO NUEVO!!

Por fin se esta terminando este año que vamos a recordar muchos como el mas negro que, por lo menos yo, hemos vivido. A pocas horas de empezar el 2021, espero que sea un poco mejor. Para mi significara un año de cambios, ya les contare oportunamente, solo, esperemos que se cumpla pronto.

Mientras esperamos la llegada del año nuevo, les traigo algunas tradiciones de como se inicia el año en diferentes partes del mundo. Así que, servite una copita de lo que mas te guste, acercate el pan dulce o el budín o el sándwich que quieras y empecemos con el relato.

Comenzamos por Argentina. Tal como es en Navidad, la comida en familia es la tradición . Mantenemos la misma base de alimentación, comidas frías, pero bastante calóricas, todo acompañado de ricas bebidas como el vino, sidra, champagne y cerveza. Algunas de las nuevas tradiciones que se imponen son: Los fuegos artificiales a partir de las 12 de la noche son un clásico. Si tenes la suerte de vivir en un departamento en un piso alto, veras el cielo lleno de luces de colores, de distintas formas y sonidos. Aunque hay algunos lugares dentro del pais que fomentan la NO pirotecnia por la salud de los animales y los niños enfermos, todavía quedan algunas ciudades en donde los podes admirar. Una tradición relacionada con los fuegos artificiales, es la Quema de Muñecos. Durante los últimos días del año se preparan muñecos de madera, tela y papel, replicando aquellas figuras o cosas que queremos quemar para que no vuelvan ( seguramente este año habrá uno del Covid). Es un rito purificador, una forma de deshacerte de todo lo malo que trajo el año que acaba. Vestirse de blanco de pies a cabeza es otra de las nuevas tradiciones adoptadas en los últimos años. Según dicen es para absorber las buenas vibraciones. Por ultimo, luego de la cena y el brindis, es muy normal que los vecinos de los barrios salgan a ver los fuegos artificiales y, terminados estos, se organizan bailes hasta bien entrada la madrugada. También es bastante común que los mas jóvenes vayan de fiesta a los boliches bailables o simplemente se juntan en las plazas o casa de amigos para celebrar.

Ahora veamos como festejan en el resto del mundo.

En Filipinas, las mujeres se visten con un atuendo muy especial: Vestidos de lunares. Los lunares cuentan con una simbología muy especial ya que se cree que, por su forma circular, similar a la de una moneda atraerá la fortuna y la buena salud. Pero, para que resulte, el vestido debe tener por lo menos un bolsillo, dentro del cual debe haber monedas que las mujeres deben hacer sonar al momento de la llegada del año nuevo. Otra tradición es despedir al año con una abundante cena conocida como Media Noche en la que se preparan numerosos platos en los que no falta el pescado o el cerdo, pensados para atraer la suerte y prosperidad. Aquí la fruta tiene un papel fundamental ya que es considerada como símbolo de la fortuna. Existe la creencia de que si la fruta sabe mal, esto se interpreta como símbolo de que el año nuevo no será bueno.

Muy graciosa y un tanto peligrosa es la manera en que los daneses dan la bienvenida al año nuevo. Para ellos no hay mejor manera de empezar el año y despedirse de los malos augurios, que tener las puertas de entrada a las casas, llena de platos rotos. Romper platos contra la pared de un amigo, familiar, no solo fortalecerá la relacion, sino que es la mejor forma de expresar nuestros buenos deseos a las personas que queremos. También es señal de buena suerte, recibir el año saltando desde una silla a las 12 en punto. De esta manera se cree que los malos espíritus se los mantiene alejados.

El fuego en Escocia, cobra una simbología muy especial. Los escoceses portan durante la celebración del año nuevo una antorcha con una cuerda, en cuyo extremo, colocan una bola de fuego, la cual ondean al cielo. De este modo creen que atraerán la purificación del espíritu y la luz que transmite el fuego, al año venidero. En Edimburgo esta tradición esta super arraigada y es conocida con el nombre de Hogmanay. El mejor momento de la celebración se da el 29 de diciembre, cuando la ciudad se llena de gaiteros y ciudadanos portando antorchas.

Curioso y espiritual es la manera de recibir el año nuevo en Japon. Siguiendo la tradición budista, 108 campanadas serán las responsables de alejar los 108 pecados terrenales que afectan al ser humano según esta filosofía. Estos pecados, según la tradición es necesario eliminarlos para poder recibir el año con el alma purificada. Para esto, cada uno de los templos budistas tañira sus campanas al momento de la llegada del año nuevo. El ritual se completa envolviéndose en el humo del incienso encendido para la celebración y rezar dando tres palmadas.

En Irlanda la llegada del año nuevo, esta ligado al amor. A los irlandeses les encanta adornar sus casas con ramas de muérdago. Las chicas solteras llevan una rama de esta, para colocarla debajo de la almohada en la víspera del año nuevo y de esta manera esperan encontrar el amor. Además acostumbran a golpear todos los muros y puertas de las casas con una barra de pan, de esta manera atraen la buena suerte y no les faltará el pan y los alimentos durante el año.

Si bien Italia tiene muchas tradiciones para fin de año, les contare las mas interesantes. Comer lentejas para celebrar el año nuevo es símbolo de buena suerte y prosperidad. Otra, de las mas llamativas tradiciones, especialmente las practican en Sicilia y Nápoles, y es la de lanzar los muebles, platos o vasos viejos por la ventana. De esta manera se liberan de todo lo malo que les ha ocurrido durante el año que termina y se preparan para recibir lo bueno que traerá el nuevo año.

En Brasil, la celebración se realiza en torno al mar, siendo el agua el principal protagonista. Cuando llegan las 12 los brasileños, vestidos de blanco saltan sobre las olas siete veces seguidas, con el fin de atraer la buena suerte. Otra tradición es dejar en la orilla del mar ofrendas para Lemanja ( diosa de los océanos) como ser, flores y velas. Si son arrastradas mar adentro, vendrá un año cargado de buenas noticias, pero si se queda en la arena no tendremos la suerte que esperamos.

La festividad del año nuevo en Egipto, es una de las mas especiales y originales del mundo. La víspera de llegada del año nuevo reúne a los ciudadanos en la Mezquita de Muhammad Ali sobre una colina de El Cairo para observar la luna y esperar el año nuevo. Cuando el líder religioso, el gran Mufti, declara la llegada del año nuevo, todos se felicitan y el ambiente festivo estalla en las calles. Todos reciben dulces y las mujeres ( que siempre visten de negro), sacan sus vestidos de vistosos colores para darle la bienvenida al nuevo año.

En Rusia se hace una lista con objetivos que se desean para el próximo año, lo que lo hace diferente al resto de los paises, es que, un poco antes de las 12, esas listas se queman y esas cenizas se colocan en una copa de champagne y se toma un sorbo de la bebida en el primer minuto del año nuevo. La tradición dice que de esta manera, los deseos quemados se hacen realidad.

Si hay una fiesta de año nuevo conocida a nivel mundial, es la que sucede en Estado Unidos, mas precisamente en Time Square en Nueva York. Varios artistas celebran un show en vivo y a las 12 en punto desciende la New Year’s Eve Ball, la cual llena la calle de luces y colores junto con los fuegos artificiales. Otra costumbre muy arraigada es la de besarse al dar la medianoche. Es muy común la realización de fiestas a la cual vas acompañado por amigos o parejas. Cuando faltan 10 segundos para el nuevo año, comienza la cuenta regresiva y al llegar al 0 tenes que besarte con tu pareja o acompañante.

Si hay una ciudad que compite con New York esa es Sydney. El Puente de la Ciudad, ubicado al lado de la Opera ( el edificio mas emblemático de la ciudad), se ilumina con mas de 30.000 fuegos artificiales, que explotan a las 12 en punto, siendo uno de los primeros lugares en el mundo que reciben el nuevo año.

En Grecia se come un pastel llamado ” Vasilopita” o sea la torta de San Basilio. Se corta justo después de la entrada del año nuevo y dentro de ella hay una moneda, quien la encuentre, tendrá mucha suerte durante el próximo año. Además, la noche de fin de año, se la pasan jugando a las cartas, apostando algunas monedas, para atraer prosperidad. En la antigüedad solían decorar las casas con granadas porque es considerada símbolo de la fortuna y abundancia. Momentos antes de la medianoche se apagan las luces y la gente sale de su casa simbolizando la partida del año viejo. Después, entraran en la casa con el pie derecho y la primera persona que lo hace, romperá la granada en la puerta. De acuerdo a la cantidad de semillas que se esparzan simboliza la cantidad de buena suerte que se recibirá.

En Alemania mientras tanto hay una rara tradición que los lleva a quemar pequeñas figuras de plomo en una cuchara calentada por el fuego de una vela. Una vez fundida el liquido se vierte en un vaso con agua y el material adquirirá una nueva forma, esta revelara lo que el año nuevo traerá para las personas.

Por ultimo los colombianos son muy originales para sus tradiciones. Se deben comer las 12 uvas de rigor, pero, tienen que ser 6 rojas y 6 verdes. La ropa interior debe ser amarilla en esa noche, pero, lo mas original y popular es la llamada vuelta a la manzana. Comenzando el año nuevo, vas a ver a mucha gente correr por los barrios llevando una maleta y la intención es que, el año venga cargado de viajes.

Si ustedes conocen alguna otra tradicion de Año Nuevo, los invito a incluirla debajo.

Les deseo a todos un Muy Feliz Año Nuevo!!!! Los espero aqui pronto!!!

TANDIL: TAN CERCA-TAN LINDO.

Ya que parece que la actividad turística esta recomenzando de a poco, les traigo algunos lugares dentro de la Provincia de Buenos Aires, que son muy recomendables de visitar y pasar un tiempo de descanso.

La ciudad de Tandil se ubica en el sudeste de la Provincia de Buenos Aires y esta enclavada al pie del sistema serrano de Tandilia. Dista entre 150 y 200 kilómetros de las principales playas de la costa bonaerense y a 360 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

Tandil y la region es todo turismo. Podemos encontrar el manso recodo de un arroyo, un amplio valle, vacas en un tambo, el amarillo oro de un girasol, una estancia del 1800 con su imponente parque, una vieja casa de piedra, un ala delta sobre un infinito cielo azul, el escuchar a las innumerables especies de aves de la region. Esto y mucho mas es Tandil.

Es uno de los rincones mas hermosos de la provincia en donde podes pasar un buen fin de semana junto a un paisaje de incomparable belleza. El núcleo orográfico ostenta las rocas mas viejas y desgastadas del continente sudamericano Se trata de rocas de gran dureza que aparecen como elevaciones que no superan los 200 mts.

La ciudad fue fundada en 1823 por Martin Rodríguez, que era el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, con el nombre de Fuerte Independencia. Contaba con 400 habitantes, cifra que aumento con la llegada del ferrocarril, la explotación de la minería y la actividad ganadera. El fuerte fue construido para detener la avanzada de los indios que habitaban la region. Muchas batallas se libraron entre los indígenas y el hombre blanco. Una vez afianzada la seguridad de la zona llegaron los primeros inmigrantes , como en casi todo el pais,a Tandil llegaron los italianos y españoles, pero también llegaron los vascos y los daneses, cuyos descendientes en la actualidad forman una comunidad muy activa. En 1865 se demolió el fuerte y al año siguiente se construyo la Casa Municipal y en 1895 el pueblo fue oficialmente declarado ciudad con el nombre de Tandil.

El clima es templado con temperaturas promedio de 13 °. Durante el verano, las mañanas son frescas, pero las tardes son calurosas, sobrepasando los 30 ° de temperatura. En el otoño e invierno son frecuentes las nieblas y abundan las heladas. En los últimos años ha nevado en la ciudad debido a la caída de la temperatura en toda la region. Las lluvias se dan en cualquier época del año pero son frecuentes en verano.

Hay tres maneras de llegar a Tandil si estas en la Ciudad de Buenos Aires. En Autobús: desde la terminal de Retiro parten varias empresas que unen las dos ciudades tardando aproximadamente entre 5 y 5hs 30 de acuerdo al servicio que contrates. En Automóvil. La ruta mas rápida es tomando la ruta nacional 3 hasta la ciudad de Las Flores y luego la ruta provincial 30. Tardas aproximadamente 4 hs 40 y se abonan peajes. Por ultimo podes combinar avión hasta la ciudad de Mar del Plata y desde allí un micro que te deja en la ciudad en 2 hs 30.

Veamos donde podes alojarte. Esto va a depender de lo que vos quieras hacer en la ciudad. Podes conseguir un buen hotel céntrico a precio razonable si tu intención es estar cerca de los paseos o actividades que se desarrollan en el casco urbano, podrás moverte a pie, sin necesidad de utilizar vehículo.Si tu objetivo es el contacto con la naturaleza, Tandil cuenta con una gran oferta de cabañas en la zona de las sierra. Hay gran variedad de precios que dependerá de los servicios que ofrezcan. Muy recomendable son los complejos de cabañas con servicios de spa, masajes y piscinas climatizadas con vistas a las sierras. Si tu presupuesto es acotado, no te preocupes, la ciudad cuenta con hostales y hoteles económico, para jóvenes y mochileros.

Hace un tiempo leí una nota del diario La Nacion en donde el director de turismo Alejandro Bonadeo decía, palabras mas, palabras menos, que en los últimos años la producción gastronómica de la ciudad se potencio con propuestas locales de carácter gourmet como artesanales. Convirtiendo a la ciudad en uno de los diez sitios turísticos mas importantes para pasar un fin de semana. Cuando uno piensa que comer en Tandil, automáticamente le viene a la mente, los salames y quesos. En la ciudad donde se produjo el salame más largo del mundo, se destaca al “salame tandilero”, reconocido con sello de Denominación de Origen por tratarse de un producto elaborado en condiciones únicas. Los quesos no se quedan atrás, hay duros , semiduros naturales, condimentados, ahumados, pero también cuentan con la única fabrica certificada de quesos orgánicos. Los dulces también son espectaculares, destacándose la pastelería del Cerro Centinela que cuenta con 15 postres caseros inspirada en la pastelería centro europea, elaborados con dulces y frutas de la propia cosecha.

Ya llegamos a la ciudad, ahora veamos que podemos hacer.

Comenzamos el recorrido por la ciudad y como en toda ciudad de la Provincia de Buenos Aires, la plaza principal es el centro neurálgico. En este caso se llama Plaza Independencia. Ubicada en el centro de la ciudad, en torno a ella se pueden observar algunos de los edificios mas importantes: La Iglesia del Santísimo Sacramento, en cuya planta alta se ubica el Museo de Arte Religioso. El Palacio Municipal, que se puede visitar, en donde se destaca el hall de entrada y el salón blanco. Tanto las escalinatas de ingreso, como los zócalos y pisos están confeccionados con granitos obtenidos de las canteras locales. Por ultimo, el edificio del ex Banco Hipotecario de líneas grecorromanas. La Plaza Independencia, tuvo varios cambios hasta llegar al diseño actual. Originalmente fue un baldío, y con el correr de los años se le agregaron senderos, fuentes de agua, plantas y monumentos. Se destaca en su centro una pirámide similar a la que se encuentra en la Plaza de Mayo, que termina con una figura que parece estar divisando el horizonte.

En cuanto a los museos, se destacan: el Museo de Bellas Artes que expone grandes autores nacionales e internacionales. el Museo Tradicionalista que alberga piezas que cuentan la historia de Tandil diseminado en distintas salas según la temática: Sala de artillería, naval, biblioteca, aviación, la sala del fuerte fundacional y la sala de los habitantes , desde los primitivos indígenas hasta los actuales habitantes.
Estos tres lugares son los mejores de la ciudad: La estación de tren de Tandil, que fue declarada Patrimonio Histórico de la ciudad y narra la historia de este medio de transporte que supo comunicar a la ciudad con los pueblos circundantes y la capital. El Teatro de la Confraternidad, que fue reinaugurado en 2007 y por ultimo, la esquina de San Martin y 14 de julio, donde se localiza ” Época de Quesos”. Originalmente conocida como el ” rancho Diaz”. A mediados del siglo XIX, Román Santamarina se encargo de transportar productos desde y hacia Buenos Aires y sus hombres descansaban en este establecimiento, cuando llegaban a la ciudad. En los años 70, la posta fue cerrada, hasta que a principios de los 2000 fue adquirida por la empresa que fundo ” Época de Quesos”. Si bien el edificio fue restaurado, se preservaron muchos espacios genuinos del primer edificio. Allí podes degustar los magníficos quesos y embutidos regionales.

Muy cerca del centro de la ciudad, se puede acceder al Parque Independencia, lugar en donde se levanto el fuerte que dio origen a la ciudad. Se accede al parque por un pórtico renacentista, donado por la comunidad italiana para celebrar el primer centenario de la fundación. En la zona hay un Castillo Morisco donado por el gobierno español desde donde se tienen las mejores vistas panorámicas de la ciudad, del lago y los cerros. Es recomendable la visita nocturna para ver la verdadera belleza del lugar. Cerca esta la estatua ecuestre de Martin Rodríguez y si descendemos por la escalinata, llegamos al lago del fuerte que forma un embalse que genera una zona de recreación. En la base esta el anfiteatro Martin Fierro, donde durante Semana Santa se pone en escena el espectáculo Jesús el Nazareno sobre un escenario natural de 400 mts de longitud y con la participación de mas de 200 actores.

Si hay algo emblemático en la ciudad es el Parque Lítico La Movediza. Originalmente, se trataba de una inmensa roca que pesaba aproximadamente 300 toneladas, que oscilaba en el terreno. Se hizo tan popular que llegaban turistas de todas partes, solo para verla. En 1912, no se sabe porque, la roca cayo y se rompió en tres pedazos que los podes ver en la base del cerro. Desde ese momento, toda la ciudad se puso en movimiento para reflotar la roca movediza, hasta que en el año 2007 se inauguro con el nombre de Parque Lítico de la Piedra Movediza de Tandil. Se incluyo un circuito nuevo con escaleras que permiten el descenso desde lo alto del cerro y un deck que nos permite ver las impresionantes vistas desde la cima. La replica de la piedra esta hecha de un entramado metálico cubierto con una resina de fibras sintéticas.

Otro de los emblemas de la ciudad es el Vía Crucis, inaugurado en 1943, es considerado uno de los mas famosos del mundo. Son muy famosas las Semanas Santas que se celebran aquí porque se reciben a turistas de todas partes del mundo. El recorrido se hace con el marco de un paisaje serrano parquizado donde se transitan las 14 estaciones del Vía Crucis y termina en una solida cruz que domina el cerro. Esta fue traída desde Bariloche y construida con madera de alerce. Cada estación esta representada por bellas imágenes realizadas con rocas del lugar. Actores lugareños recrean los últimos pasajes de la vida de cristo. Forma parte de la visita, la primera capilla sudamericana dedicada a Santa Gemma y una replica de la Virgen de Lourdes.

Ubicado a 4 kilómetros de Tandil, el cerro Centinela, ostenta 295 mts de altura e incluye una de las figuras mas insólitas de la ciudad, denominado El Centinela, que es una mole de granito de 7 mts de altura. Su forma varia de acuerdo al ángulo de observación. Se accede por senderos de poca dificultad o por aerosilla.

Si sos amante del senderismo, la Reserva Natural Sierra del Tigre, es el lugar indicado. A 6 kilómetros de la ciudad, se encuentra esta reserva privada de 150 hectáreas de extensión. Podes hacer senderismo o bien poder recorrerla en bicicleta o auto. Su punto mas alto es el Cerro Venado de 390 mts de altura y desde allí tenemos panorámicas increíbles. En la entrada esta la Estación Biológica y Centro de Interpretación que nos da una idea de la zona y sus animales autóctonos. Estos circulan libremente por todo el predio y podes encontrar, llamas, guanacos, puma y zorros, además de otras especies autóctonas como jabalíes, ciervos y liebres europeas.

El dique y lago del Fuerte es un espacio ideal para la practica de actividades saludables al aire libre. En el centro del lago podes apreciar el Geiser. Contiguo a este paseo esta el Balneario del Sol que cuenta con un complejo de piletas, solárium, juegos infantiles, todo acompañados por un parador gastronómico. Dentro del recinto esta el Mercado Artesanal donde se pueden adquirir artesanías locales y para los mas chicos esta el Parque Soñado de los Niños.

El Manantial de Garbey es el lugar obligatorio para detenerse y descansar a la sombra de su arboleda, además de beber su agua naturalmente mineralizada.

La Sierra de la Animas, consiste en un conjunto de bloques pétreos de la edad precámbrica sobre elevados diferencialmente. Cerca de la altura máxima esta la cueva de las Animas y ruinas de las viviendas de los vaqueros que habitaban la zona en el siglo XVIII.

Por ultimo, podes visitar el Parque del Bicentenario inaugurado con motivo de los 200 años de la Revolucion de Mayo. Son 35.000 mts2, ubicado sobre la avenida Osornio que cuenta con una senda aeróbica y peatonal que se comunica con el dique Lago del Fuerte. Hay miradores naturales, areas de descanso en medio de los arboles, todo esto con un fondo serrano como protagonista.

Ya sabes, si tenes unos días libres y te gustan las sierra, Tandil es tu lugar, pero también, si queres apreciar un hermoso espectáculo en Semana Santa no dejes de venir. Asegúrate con tiempo tu hotel, porque la ciudad rebalsa de turistas.

Si queres agregar algún lugar de la ciudad que me falto, podes escribirlo debajo.

Nos vemos pronto !!!