UNA CIUDAD DOS CONTINENTES: ESTAMBUL. pARTE 3.

Llegamos a nuestro tercer día completo en Estambul. Como siempre luego de un excelente desayuno en el Hotel, partimos mas o menos temprano, tampoco hay que madrugar tanto en vacaciones!!!.

Ese dia estaba previsto la Mezquita Azul, La Torre de Gálata y lo que se presentara en ese momento.

Como ya les dije, cuando uno habla de Estambul, mas alla de sus novelas, se nos aparecen como 3 imágenes: Santa Sofia, Gran Bazar y la Mezquita Azul, nuestra visita del día.

Hagamos un poco de historia. La Mezquita Azul o Blue Mosque o Mezquita del Sultán Ahmet, fue construida durante el sultanato del este ultimo( Ahmet I) entre los años 1603 y 1617. Es la mas grande y fastuosa de la ciudad y fue construida por un discípulo de Mimar Sinan ( famosísimo constructor que entre otras cosas hizo la Mezquita de Suleyman). El Sultán Ahmet subió al trono a los catorce años y murió a los veintiocho unas pocas semanas después de haberla inaugurado. El lugar que se eligió para la construcción fue el centro de la ciudad, donde se encontraba el antiguo hipódromo romano, muy cerca del Palacio Topkapi. Los materiales elegidos son excelentes y la decoración soberbia. Se utilizaron 21000 azulejos que fueron hechos en Izmir, las alfombras de cientos de metros fueron tejidas en los telares imperiales y los cristales de las lamparas de aceite fueron traídas del extranjero.
La particularidad de esta mezquita es que es la única de Estambul que posee seis minaretes. Según la historia, cuando el Sultán Ahmet vio los planos de la obra, le pidió al constructor que agregara el 6to minarete, ya que quería que su mezquita pasara a la historia por su importancia. El constructor le dijo que era imposible, por que La Meca tenia seis minaretes y la mezquita no podía igualarla. Ahmet dijo, no importa, financio el séptimo minarete de La Meca pero mi mezquita va a tener seis. Cierto o no, la historia pinta el poder que tenían los sultanes en esa época.

Hay cuatro de los famosos y controversiales minaretes ( los de las esquinas) que cuentan con tres balcones y los otros dos ( los del patio) solo cuentan con dos balcones.

Como el arquitecto no pudo darle a la obra un concepto nuevo en cuanto a la construcción , se lo dio con la decoración. Se la conoce como Mezquita Azul por el color azul vivo y verde de los mosaicos que decoran la parte superior y las cúpulas, con diseños de ramas, hojas, flores de lis, tulipanes, rosas, claveles, jacintos, flores de granada, ramos de uvas, cipreses y arboles diversos.

Hay doscientas sesenta ventanas y lamentablemente los vidrios no son los originales pero están decorados exquisitamente. Adentro de la mezquita y sobre la parte izquierda se encuentra la galería imperial, lugar donde rezaba el sultán. Las caligrafías que rodean la cupula, las semicupulas y las columnas contienen versículos coránicos y sentencias del profeta Mahoma. En las otras tres paredes están las galerías en donde rezan las mujeres.

Nosotros entramos por una de las puertas del costado que da al antiguo hipódromo. Como no era hora de rezo, pudimos entrar haciendo solo una fila bastante corta. A la mezquita en si, se entra por un costado en donde te revisan a ver si contas con todos los requerimientos para la visita. Les recuerdo: la mujeres deben tener al cabeza cubierta, no tener shorts o minifaldas y los hombres no pueden ir con bermudas. Ambos deben entrar descalzos. No te preocupes, si no tenes con que cubrirte, te dan como un pareo para que te pongas y luego a la salida lo devolves. También te daban una bolsa para poner tus zapatos, y a diferencia de otras mezquitas los llevas con vos, pudiéndolos dejar adentro en un “zapatero” que se encuentra a disposición. Bajo ningún concepto, los dejes en el suelo, porque te van a llamar la atención. Cuando entramos lo que mas me llamo la atención son los colores de los azulejos y la riqueza de la alfombra. Nunca había entrado en una mezquita y me parecía que pisar esa alfombra por la que habían pasado millones de persona, me iba a dar asco, pero no, muchísima limpieza, mucha gente pasando los aspiradores para dejarla impoluta.

Había algunos voluntarios ( hombres) que te explicaban la historia y los datos que mas arriba les conté de manera gratuita, así que, si los ven, no duden de acercarse. Yo encontré un señor que lo hacia en español, pero también había otros que lo hacían en ingles. Resulta un lugar muy acogedor y seguramente en el momento del rezo debe ser imponente. Si bien se podía visitar todo, había algunos sectores reservados para el rezo.

Cuando salimos, utilizamos la misma salida que daba a la antigua plaza del Hipódromo, hoy llamada Plaza Sultán Ahmet, que es el corazon turístico de la ciudad: de un lado Santa Sofia, del otro Mezquita Azul. Al costado de esta plaza esta la zona del antiguo Hipódromo que, durante la época bizantina se utilizaba como lugar de protesta. Nosotros encontramos una pequeña manifestación, muy pacifica. En la época de los sultanes esta zona se usaba para celebrar fiestas, bodas imperiales y los mercados. En esta zona quedo el Obelisco Egipcio, que es el monumento mas antiguo de la ciudad. Data del siglo XV ac y fue traído directamente del templo de Amón de Kanak en Luxor por el emperador Bizantino Teodosio. Esta hecho de granito rosa y pesa 300 toneladas. Otros monumentos que encontras en la zona son: la Columna Serpentina, que fue trasladada desde el tempo de Apolos en Delfos por Constantino. Simboliza la victoria de las ciudades griegas contra los Persas en Platea. Originalmente era una espiral con tres serpientes entrelazadas en cuyas cabezas se hallaba una gran caldera de oro, pero, con la conquista de los otomanos fue desapareciendo por partes. Actualmente se exponen en el Museo arqueológico de Estambul ( en uno de los costados de la zona).La Columna de Constantino, en la parte sur del hipódromo, construida por Constantino VII. Es de piedra muy tosca y fue recubierta en cobre y bronce. La Fuente Alemana. Es el mas nuevo monumento del hipódromo. Donado por el Kaiser para agradecer la hospitalidad durante la visita a Estambul en 1898.Ocho columnas soportan una cúpula de mosaicos de oro encima de la fuente que lleva los monogramas del emperador y del sultán.

Luego de pasar por esta zona muy rica en historia y tan contrastante, nos tomamos el tranvía hasta Bacsilar y desde allí el metro para bajarnos en Plaza Taksim. Fue muy fácil viajar por ese medio de transporte, porque las indicaciones están en ingles. En las estaciones de metro, si vas con equipaje contundente le pasan el detector de metales. No se si les comente como se viaja en el transporte publico. Hay una tarjeta llamada Istambulcard, que es el equivalente a nuestra tarjeta sube. Se puede comprar en cualquier kiosco o en maquinas que hay en el aeropuerto. Para la carga, hay maquinas a la entrada de cada parada de tranvía o del metro en donde pones el dinero, acercas la tarjeta y listo. Lo bueno, es que con esa tarjeta podes utilizar, el metro, el tren, el autobús, el tranvía y hasta podes pagar los baños públicos. Es muy practica.

Volvamos a Taksim. Esta zona es la conocida como nueva ciudad. El hotelero nos dijo, todo ocurre en Taksim, nosotros tenemos lo histórico, ellos el resto de la diversión y entretenimiento. Aquí se encuentran numerosas iglesias y sinagogas. Luego de la toma por parte de los otomanos esta zona se convirtió en el barrio residencial de los comerciantes y embajadores europeos.

Una vez que bajamos del metro, caminamos por la Plaza de Taksim, una zona muy animada. Esta situada en una zona de oficinas y calles comerciales y recibe el nombre de un edificio que se encuentra en la entrada de la calle Istiklal, que era un deposito para almacenar el agua procedente del bosque de Belgrado para distribuirla a los diferentes barrios. Esta plaza ha sido durante muchos años el escenario de manifestaciones y encuentros públicos. En el medio de la plaza esta el monumento de la Republica, que simboliza la guerra de la independencia y la fundación de la Republica Turca.

Dimos una vuelta por los alrededores de la plaza y vimos por afuera el Centro Cultural Ataturk que contiene una sala de concierto, cines y sala de exposiciones. Desde una de las esquinas de la Plaza, nace la calle Istiklal. Une la Plaza con el Túnel. Es una calle peatonal donde encontras no solo muchísima gente, sino locales comerciales, restaurantes, consulados. Son alrededor de 20 cuadras donde vas a encontrar de todo y para todos los gustos. Un muy buen lugar para compras, sobre todo porque tiene precios muy accesibles. Otra característica de esta calle es que entre la Plaza de Taksim y el Tunel corre un tranvía histórico. Es muy común que vayas caminando y sientas la campana que toca avisándote que te tenes que correr si o si. Caminamos por toda esta calle, hicimos algunas compras , pasamos por el Túnel que comunica el barrio de Gálata con Beyoglu. El funicular que corre allí une estos dos puntos en tan solo 2 minutos.

Al final de la calle Istiklal y luego de pasar por un montos de negocios que venden cerámicas, lamparas turcas y artesanías en general, llegamos a la Torre de Gálata. Es un torre de 60 mts de altura , que se eleva encima de la colina del mismo nombre. La visita resulta imprescindible por las magnificas vistas panorámicas de la ciudad, del Bósforo, el Mar de Mármara y el famoso Cuerno de Oro. Por suerte no tuvimos que hacer cola afuera, solo adentro. Esta torre durante la época otomana fue utilizada como prisión para encarcelar a los prisioneros de guerra y también se la uso como observatorio.

La historia dice que desde allí se produjo el primer vuelo de un hombre sin motor, uniendo esta torre con el distrito de Uskudar. Al mirador se accede a través de una escalera de 140 escalones o bien por ascensor. Cuando llegamos a la cima descubrimos una de las mejores vistas que hayamos visto Como no se las puedo describir con palabras les dejo una fotos.

Allí arriba mas allá de las vistas no hay nada para hacer. Hay una linda confitería en donde por un precio accesible tomamos una merienda. Una vez que bajamos, seguimos caminando hasta nuestro siguiente destino que era el Bazar Egipcio o Bazar de las Especias.

Recibe el nombre de Bazar egipcio porque en este lugar se vendían, en la época otomana, las especias que se traían desde Egipto. Esta ubicado frente al muelle de Eminonu, y frente al puente de Gálata. Hay 6 puertas y como en el Gran Bazar, tenes muchas calles internas, pero, no es tan grande como este ultimo. Lo primero que te llama la atención al entrar son los aromas y colores que tienen los puestos. También como en el Gran Bazar hay que regatear, pero, podes comprar allí sin problemas porque los precios son similares a los que encontras en la calle. Fíjate que vas a ver que las especias te las pueden vender en paquetes como para regalar o bien sueltas. Consejo, compralas sueltas y cuando llegas las fraccionas para regalar, son mas frescas. Te las envuelven al vacio y podes comprar la cantidad que vos quieras. Anda con paciencia porque los vendedores son muy ansiosos y quieren que les compres solo a ellos y a veces se hace un poco tedioso caminar y al mismo tiempo huir de los vendedores fogosos. No te preocupes si no hablas ingles, siempre vas a encontrar a alguno que hable español o como en nuestro caso, un vendedor que conocía nuestro barrio en Argentina.
No solo vas a encontrar especias allí, también se pueden comprar alimentos como pastirma ( carne de ternera curada con especias), quesos mermeladas, frutos secos, delicias turcas, perfumes orientales etc. etc. Merece la pena pasarte una tarde disfrutando de la atmosfera. También hay lugares donde tomar un rico te con pastas dulces.

Nos fuimos de alli con una gran cantidad de bolsas con especias y ya casi era de noche. Salimos por la misma puerta que entramos y nos tomamos en tranvía en Eminonu con destino a la Plaza de Sultanahmet y caminamos hasta el hotel. Por la noche, cenamos en un restaurant ubicado cerca de la Cisterna Basílica. Si bien caminamos un poco, estábamos muy cansados como para ir a otro lugar.

Al día siguiente era nuestro ultimo día y teníamos previsto tomarnos un barco y llegar hasta Uskudar, pero eso se los cuento la próxima semana.

Nos vemos!!