CUATRO ESTACIONES EN UN DIA: EDIMBURGO

Como hace algún tiempo que no les cuento alguno de mis viajes, que fueron hechos un tiempo atrás, hoy les traigo un lugar maravilloso: Edimburgo.

Capital de Escocia y segunda ciudad después de Glasgow, esta ciudad ubicada a orillas del fiordo Forth fue uno de los centros mas importantes de la educación y la cultura durante la ilustración, gracias a Universidad de Edimburgo. Cede de un Festival Internacional que es el festival de actuaciones en vivo mas importante a nivel mundial y segunda ciudad mas visitada de todo el Reino Unido.

Viajamos en mayo del 2012 cuando sacamos pasajes con KLM y visitamos Paris y Mónaco. En ese viaje también hicimos Ámsterdam y Londres, que pronto les contare como nos fue.

Hacia mucho tiempo que quería visitar Londres, porque todo el mundo hablaba maravillas de la ciudad, entonces, aprovechando que tenia comprado el pasaje a Ámsterdam, pensé ir allí. Como siempre les cuento, los agentes de viajes, siempre tratamos de conseguir lo mas barato de lo mas barato y en este punto, se me estaba complicando conseguir un pasaje económico desde Ámsterdam a Londres. Mientras estaba buscando alternativas, encontré que Easy Jet había sacado una promoción para viajar a Edimburgo. Realmente no tengo el importe que pague, pero fue mucho mas barato que si hubiera ido a Londres primero. Así fue como llegamos a Edimburgo. No tenia muchas expectativas con la ciudad. Lo único que me habían dicho era que en cuanto pusiera un pie allí, me iba a enamorar. Y así fue.

Empecemos por el principio. Llegamos con el vuelo de Easy Jet que por ser una low cost nos fue excelente. Era media mañana y luego de recoger nuestro equipaje, fuimos a buscar el shuttle que nos llevaría hasta el centro de la ciudad donde teníamos reservado el hotel. Compramos el boleto para el Airlink 100, creo que en ese momento pagamos el equivalente a USD 10, por persona por el pasaje de ida y vuelta. Salimos del aeropuerto para buscar el bus y el frio nos golpeo. Veníamos de una temperatura agradable en Ámsterdam y pasamos a un frio húmedo muy grande, aunque todo esto no fue impedimento a lo largo de nuestra estadía para hacer las visitas previstas. El camino hasta la terminal de Waverley Bride, que era la ultima parada, fue hermoso. Imagínense las películas británicas donde la campiña verde domina el paisaje, bueno, así es el camino. Llegamos después de una media hora de viaje y desde allí teníamos que caminar hasta el hotel que según el mapa, estaba como a unas 7-8 cuadras de la terminal. En este caso teníamos reservado el hotel Apex City que se encuentra en la parte vieja de la ciudad. Fue un poco complicado encontrar el camino por que había que cruzar la Royal Mile y bajar por una calle serpenteante y luego si llegabas a la calle del hotel. Una vez que lo haces, no te lo olvidas y se hace mas fácil. Un punto aquí, acostúmbrense a las subidas y bajadas que tiene la ciudad.

Por fin llegamos al hotel y ya casi era el medio día. La hora de entrada era a las 14hs. Nos dijeron que como no teníamos la habitación lista había que esperar el horario de check in, pero, que con gusto nos recibían las valijas por si queríamos salir. Aunque el hotel estaba super bien calefaccionado y no nos daban ganas de salir, nos armamos de coraje y salimos. Primero fuimos a comer a un bar que esta enfrente del hotel donde hay una serie de pequeños restaurantes, bares y pubs y luego de un almuerzo rápido fuimos a caminar un poco por la ciudad. Había un parque cercano llamado The Meadows en donde los lugareños estaba tomando sol, jugando al futbol, andando en bicicletas o simplemente haciendo pic nic.

Caminamos sin rumbo fijo y llegamos a bordear el Princess Garden, hermoso e inmenso parque en el centro de la ciudad. Este parque esta sobre una de las avenidas principales, que es la Princess st. en ese año la estaban arreglando, así que el trafico en algunos sectores estaba vedado. Esta zona seria la parte moderna de la ciudad, con muchas tiendas de ropa, restaurantes y negocios en general.

Bajamos por una calle y desembocamos en la Royal Mile. En ese momento entendí lo que me habían dicho a cerca de enamorarme de la ciudad. Realmente una calle preciosa, bien medieval con gran cantidad de negocios de todo tipo. Pasamos por la Iglesia de St. Giles, que fue erigida sobre un antiguo santuario del siglo IX, para ser consagrada al patrón de los leprosos.

Comenzamos el regreso al hotel, porque ya estaba empezando a bajar el sol. Recuerden que era el mes de mayo y oscurece mas temprano. La habitación ya estaba disponible y era bastante grande para ser un hotel europeo, pero, lo maravilloso que tenia era la vista al castillo. Miren las fotos.

Ese día solamente fuimos a cenar a uno de los pubs que estaba enfrente del hotel, ya empezaba a hacer mucho frio y no habíamos llevado ropa adecuada , así que, empezamos a utilizar la técnica de la cebolla. Según nos habían contando, si bien el clima es frio, estaba llegando una ola polar que no estaba prevista.

Al día siguiente y luego de un desayuno muy completo y al estilo ingles,( con pan, huevos u omeletes y panceta), salimos para nuestra primer visita. El Castillo de Edimburgo. El día no era muy lindo, estaba bastante nublado y hacia frio, pero igual nos pusimos nuestros gorros y camperas y allá fuimos.

Subimos la colina y cuando llegamos a la entrada por suerte no tuvimos que hacer mucha cola. Lo primero que me llamo la atención fueron las vistas que había, lo lindo que se veía todo por mas que estaba feo .Se veía muy bien el mar turquesa y las colinas verdes

El Castillo es muy grande y hay muchas cosas para ver. La visita puede ser larga, de acuerdo a lo que vos quieras hacer a nosotros nos llevo unas 4 horas mas o menos. Hicimos la visita por nuestra cuenta, pero, podes hacer alguna de las visitas guiadas disponibles. La ubicación del Castillo es estratégica ya que fue edificado en lo alto de la colina para controlar los movimientos de la ciudad y el puerto, como así también el arribo de cualquier nave enemiga.

Una vez dentro del castillo, lo primero que ves es la Capilla de Santa Margarita, que es la parte mas antigua que se conserva. Fue construida para los reyes de Escocia en el año 1130.

Hay una serie de cañones dispersos por las murallas, que servían para protección del castillo. Si llegas a estar en ese sector a las 13 horas, hace una pausa en el recorrido y quédate a ver el cañonazo de Una en punto, una tradición que se hace todos los días del año a esa hora. Vas a ver la señal donde se hace este rito, que es muy cerca de la batería Argyle.

A esta altura nos asombraba como los escoceses podían estar con sus clásicas kilts sin pasar frio, creemos que es en parte por el whisky que toman, porque los vimos siempre muy cerca del negocio que los vende dentro del castillo. Curiosidad mata al gato, entramos en ese negocio y había una degustación gratuita. Eduardo probo y le gusto mucho, pero, era un poco caro y después, no podíamos andar todo el día con el paquete, por lo tanto, le dijimos adiós a los señores y con el calor en el cuerpo, seguimos nuestra visita.

Llegamos al Palacio real que es un lugar de visita imprescindible. Se empezó a construir en el año 1430 como residencia de los reyes. Lo que se ve en la actualidad es una remodelación hecha por Jacobo VI, hijo de María Estuardo. Es un edificio muy hermoso con muchas estancias para ver. Lo mas atractivo es la Cámara de la Corona, que exhibe las joyas de la corona de Escocia. A la salida de esta zona, nos fuimos al Museo Nacional de Guerra, donde encontras todo lo relativo a los 400 años de historia militar del país.

Por ultimo fuimos a los sótanos del castillo en donde hay una exposición que recrea como eran las prisiones en el siglo XVIII y XIX.

De salida pasamos por el Royal Scots Dragoon Guards, que es un museo que muestra la historia del Regimiento Real de Escocia, desde su fundación. Es interesante, pero, si no entras, no te hagas problema, no te perdes gran cosa

A la salida del castillo caminamos por la Royal Mile, en una de sus primeras cuadras encontramos unos espejos muy divertidos, que distorsionaban las imágenes.

Mas adelante pasamos por el museo del whisky,pero, la entrada nos pareció cara, seguimos caminando y volvimos a pasar por la Catedral de St Giles, entramos a varios negocios de souvenirs ( solo para tomar un poco de calor) y por fin llegamos a nuestro destino final que era el Palacio de Holyroodhouse. Para mi gusto, es mucho mas lindo e interesante que el Castillo de Edimburgo, será por que en algunos momentos del año es residencia oficial de la Reina, lo que hace que lo tengan mas cuidado y acogedor. Por suerte estaba abierto sin restricciones, por que cuando esta la reina, se cierra.

Es una lastimas que no se haya podido sacar fotos de los interiores, en esa época, pero, les dejo este video que conseguí en la pagina oficial.

Compramos la entrada combinada que incluye el Palacio y la Galería de la Reina e incluido en el precio estaba la audioguia.. En esa galería hay una exposición de cuadros que es lo único mas o menos interesante. Si volviese , lo mas probable es que no compre esa entrada. Me encanto el sector de regalos en donde se puede comprar desde el té que toma la reina hasta vajilla con la cara de ella y de los príncipes. Muy hermoso y delicado todo. Se nota el amor que le tienen a los reyes por la manera en que las cosas están presentadas, como para que te quieras llevar todo, pero, los precios no eran para plebeyos. Una lastima porque me hubiera gustado llevarme algún recuerdo.

Después de dejar la galería, nos fuimos directo al Palacio. Este fue construido aproximadamente en el año 1100 para ser usado como monasterio. A partir de la Edad media, los reyes cambiaron el Castillo de Edimburgo por la Abadía para vivir y fue en el año 1503 que Jacobo IV construyo la primer residencia. Aquí vivió la reina mas famosa de Escocia. María Estuardo. La visita en si , es un recorrido por diferentes salas, y salones donde se ver muebles, cuadros, tapices y lo mas encantador que es la galería de la reina, donde están los cuadros de los principales miembros de la realeza.

No hay que dejar de ver los aposentos de María Estuardo, con su torre a la cual se accede por una escalera muy angosta y casi escondida. Un tip interesante: cuando te sentas en alguno de los bancos sobre las ventanas escuchas una historia sobre la habitación. Fijate porque están señalizados bien claro.

Otro tip. En la torre de María Estuardo, se suicido un secretario de la reina y en el piso se puede ver una mancha mas oscura, donde se supone que lo encontraron.

Después del recorrido por el interior salimos a los jardines para visitar la abadía, que hoy esta en ruinas, pero tiene su encanto. Los jardines están muy bien cuidados con muchas flores y plantas coloridas.

Finalizada la visita ya estaba oscureciendo, así que empezamos el regreso al hotel. Luego de un descanso y tomando coraje para salir por el frio, fuimos a cenar a un restaurant de la calle Nicholson que también es una de las calles principales con muchos lugares para cenar, pubs y cafés. La zona es muy segura para caminar porque siempre hay gente y también porque en la puerta de los pubs se reúnen los jóvenes a conversar con una cerveza, costumbre muy británica.

Al dia siguiente nos levantamos un tanto resfriados, así que dijimos que la actividad no iba a ser muy intensa, sobre todo por que el día anterior habíamos andado mucho. Caminamos hacia la Royal Mile porque queríamos encontrar una agencia de viajes para hacer una excursión al Lago Ness, si bien la encontramos y había una excursión de día completo, era solo en ingles, las de habla hispana era solamente a mitad de semana y nosotros nos íbamos en dos días. Aquí esta la excusa que necesito para volver algún día!!. Llegamos a la avenida Princess y esta vez entramos a los jardines. Allí nos encontramos con el monumento a Scott, la estatua de David Livingstone, la fuente de Ross, pero lo mas lindo que tiene el parque son las vistas y los edificios que lo rodean.

Sobre la calle lateral del parque esta la iglesia y cementerio de St Cuthbert’s, un lugar un tanto escalofriante, pero sobre todo raro porque las tumbas están casi sobre la vereda. Aquí les dejo una cuantas fotos de la zona que sacamos en dos días diferentes. Fíjense que linda es la ciudad con sol, pero el día nublado también le da un gran encanto.

Volvimos temprano al hotel porque no nos sentiamos muy bien y queríamos descansar. Solo salimos para cenar a uno de los pubs que estaban en frente del hotel. Había mucha actividad porque era sábado por la noche. Mucho movimiento de jóvenes con sus cervezas y también familias. La zona es muy recomendable para alojarse.

Domingo por la mañana y como siempre después del desayuno salimos caminando hasta la oficina de información turística que estaba en la avda. Princess. Queríamos ir a Rosslyn Chapel, de la manera mas económica posible. Para los que no lo saben Rosslyn aparece en el libro de Dan Brown, El código da Vinci. Muy amablemente nos informaron que había un autobús que salía desde Princess st (creo que era el 15) y que luego de una hora aproximadamente de viaje nos dejaba cerca. Salimos muy entusiasmados, con rumbo al bus, pero, en cuanto caminamos unos pasos empezó a caer agua nieve. Ohhhhh!!! Decidimos ir a la estación de tren que tenia un patio de comidas, y algunos negocios. Dimos unas vueltas esperando que parara un poco, comimos algo, y como seguía cayendo esta agua nieve compramos un paraguas para poder salir sin mojarnos tanto. El señor que nos lo vendió nos dijo que era normal este clima y que era realmente raro que en esa época hubiera sol. Sorprende la amabilidad escocesa, siempre de buen humor, ayudándote en lo que necesites, conversando y haciéndose el tiempo para hacerse entender si vos no hablas bien ingles. Me encantaron!!!!

Seguimos con el viaje a Rosslyn. Salimos de la estación y caminamos hasta la parada de bus 15 de la Lothian Buses. Se los aclaro porque hay varias compañías de buses, pero , esta es la mas importante. Las paradas están bien señalizadas y tienen debajo los números de los buses que paran. Me llamo la atención que tenían los asientos para esperar, pero, la espalda de las personas daban a la calle. Pensé, como hacen para ver cuando viene y para hacerle señas para pararlo?. bueno, mi respuesta llego en seguida: el bus para en la parada que ve gente, suban o no, se queda un momento y sigue su viaje. Perfecto!!!!

Ahí esperamos un rato porque el primer bus que llego no era el ramal que teníamos que tomar, pero no tardo mucho en venir. Pagamos el boleto con cambio justo en una pequeña cajita que tenia el chofer, nos sentamos y disfrutamos el viaje. Teníamos miedo de pasarnos, pero cuando llegamos, además de ver varios negocios con el nombre de Rosslyn, el chofer anuncio la parada. El camino a la Iglesia esta bien señalizado. No fueron mas de 5 minutos andando.

Compramos la entrada que costo unas 9 libras ( recuerden que era el 2012). Hay un centro de visitantes, donde se cuenta un poco la historia de la Capilla. Esta se construyo en 1446 pero, por lo complejo de su estructura, no se termino. En 1484, murió el conde de Caithness ( quien la había mandado a construir para su familia) y la construcción quedo tal cual como esta ahora. Poco a poco la capilla paso al olvido. En 1862 tras una restauración se reanudo el culto, pero, lo que le devolvió la fama, fue la novela El código da Vinci. Ahí la capilla es de vital importancia, porque se dice que esconde el tesoro de los Templarios. A partir de ese momento, empezaron a llegar oleadas de turistas y se obtuvieron los fondos para poder construir el centro de visitantes.

El edificio te sorprende por lo pequeño. Como verán estaba en restauración en muchas partes, pero , igual se veían la gran cantidad de figuras que la adornan, todas talladas en la piedra.

El interior también esta repleto de símbolos y relieves. Mientras estábamos observando la estructura, apareció un cura que nos empezó a contar un poco lo que veíamos allí. Es en ingles, así que, si no entendes no importa porque poder verlo por tu cuenta con el folleto que te entregan en el centro de visitantes. Según cuenta la leyenda,( nos dijo que esta es la versión mas creíble), los templarios,( que se dice que dejaron de existir mucho antes de la fundación de Rosslyn) habrían sobrevivido , huyeron a escocia y construyeron la capilla para enterrar allí su tesoro en la cripta. Esta se sello y nunca mas se abrió. En la compleja ornamentación del edificio estaría la clave para acceder al tesoro.

Luego de esta introducción nos invito a admirar los símbolos y relieves como la crucifixión, la expulsión del jardín del edén, el Green Man ( un extraño rostro rodeado de vegetación que simboliza el ciclo de vida), entre otros. Los vitrales son muy coloridos y tienen figuras de animales.

Por ultimo nos conto la leyenda del Pilar del aprendiz, que es uno de los 3 pilares que separan el coro del ala central. La leyenda dice que el albañil encargado de la construcción se fue a Roma para buscar inspiración y mientras tanto su aprendiz tuvo un sueño en donde se le revelo el pilar terminado, así que, ni lerdo ni perezoso, hizo la obra, quedando tan bien, que cuando el albañil regreso y la vio tan perfecta, asesino al aprendiz de una mazazo en la cabeza. Tiempo mas tarde los rostros del maestro y del albañil se tallaron en una esquina de la capilla, de manera tal que el maestro esta obligado a ver el Pilar de su aprendiz siempre. Verdad o mito?, solo ellos lo saben, pero, no deja de ser interesantes estas historias. Me atraparon muchísimo y me encanto la manera en que contaban la historia sea verdad o no, me pareció una idea muy creativa.

Para terminar la visita y bajando una escalera, podes acceder a la famosa cripta de los templarios. Es muy pequeña y no se ve a simple vista ningún tesoro!!!. En serio, se nota que es muy antigua, por el tipo de construcción y el olor a humedad que flota en el ambiente.

La visita dura mas o menos 1hora 30, pero, la podes adecuar a tus tiempos, nadie te corre. Si el día hubiera estado mas lindo podríamos habar caminado por los alrededores ya que había un bosque con otra capilla y cementerio como para visitar.
Para regresar fue mas fácil porque el autobús paraba frente a donde nos habíamos bajado. Esperamos un rato y vino el autobús. Fíjense el sistema que tienen de aviso de llegada.

Cuando llegamos ya era la tarde y nuestra ultima noche en la ciudad. Volvimos caminando desde la Plaza St Andrews hasta el hotel y pasamos por un lugar donde todos los días, por la mañana ponían en la vidriera un cerdo cocido, que, del cual, a la noche cuando regresábamos , solo quedaba la cabeza. Nos daba mucha curiosidad y ganas de probarlo, por suerte, ese día había quedado algo. Nos llevamos los últimos trozos desmenuzado en 2 sándwichs con una salsa exquisita. Como no había para completarlo con la cantidad de cerdo que ellos ponían, nos cobraron un poco menos. Igualmente comimos muy bien!!. Muy recomendables. Unos años mas tarde le recomendé el lugar a una amiga que viajo y lo encontró tal cual se lo había contado. Me olvide de decirles, el lugar se llama OINK-OINK ( les dejo la pagina) si lo ven, entren, compren y coman, seguro que me lo van a agradecer.

A la mañana siguiente y muy a nuestro pesar dejamos la ciudad. Por ultima vez caminamos por la Royal mile y llegamos hasta Waverley Bride para tomar el shuttle hasta el aeropuerto. Nuestro próximo destino era Londres.

Siempre les dejo mi parecer sobra la ciudad, en este caso, les diré que Edimburgo es una ciudad que me sorprendió por su belleza medieval, sus jardines, sus habitantes tan amables y dispuestos, por lo ordenada que es pero, por sobre todo por la rica historia que tiene y que se ve a cada paso que das. Nos quedaron infinidad de cosas por ver. Somos unos enamorados del Reino Unido y seguramente pronto volveremos para disfrutar de este lugar. Lo que estoy segura es que la próxima vez vendremos en una época en donde no haya que ponerse toda la ropa junta para no pasar frio.

Nos vemos en el proximo destino!!!!!

Un comentario en “CUATRO ESTACIONES EN UN DIA: EDIMBURGO”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s