PARIS AL SOL

Se preguntaran por el título a que viene. Mientras estaba buscando las fotos del viaje del año 2012 me encontré con que todas eran con sol, lo que me hizo recordar que ese año nos habían tocado todos días lindos en contraposición a lo ocurrido en el 2009 que nos tocó la mayoría de los días lluviosos y eso ,que era la misma fecha de ambos viajes.

De ahi salió el título.

El año 2011 KLM comenzó a volar desde Ámsterdam hacia la Argentina, así que, para incrementar sus ventas lanzo pasajes supereconomicos y obvio había que aprovecharlo. Pude conseguir pasajes por USD 800 más o menos para hacer la ruta Buenos Aires/Ámsterdam y el regreso desde Niza/Buenos aires, para el mes de mayo del año 2012.

Comprado los pasajes había que buscar que puntos tocar. Luego de mucho estudio decidimos hacer Ámsterdam, Edimburgo, Londres y Mónaco (recuerden la frustración del 2009), pero como eran muchos días decidimos pasar unos pocos días en Paris, porque nos quedaba de camino hacia Mónaco.( excusa)

avion KLM

Ámsterdam, Edimburgo y Londres, quedan para otro post. Continuemos con la saga de Paris.

Algo que les quiero compartir de KLM. No duden en viajar con esta compañia porque su servicio de a bordo es excelente y los asientos son aceptables dentro de la clase turista. Comes bien y siempre el personal de a bordo esta atento para servirte bebidas.

Esta vez llegamos desde Londres en el tren Eurostar, que es un tren de alta velocidad que une las dos ciudades en más o menos 2 horas 30 minutos a través del túnel bajo el canal De La Mancha. Salimos desde la estación St Pancras por la mañana. Hay que llegar con suficiente anticipación (1 hora por lo menos) porque hay que hacer aduana y seguridad y el tren sale puntual si o si, no te va a esperar.

Viajamos en clase estándar porque la diferencia era mucha (tiene una clase estándar premier y una clase business), pero se viaja muy bien. El viaje no es largo, lo único que, una vez que entra en el túnel se te tapan un poco los oídos. Arriba del tren tenes suficiente espacio en los maleteros de las entradas para poner el equipaje y también sobre tu asiento. En nuestra clase no teníamos incluida la comida, pero en las otras dos si lo tenías. Si queres comer o tomar algo por tu cuenta lo podes hacer. Es muy gracioso porque cuando entras en el túnel tenes carteles en inglés y podes ver el sentido de conducción por la izquierda y al rato salís con los carteles en francés y la conducción por la derecha. 

Tren eurostar

Llegamos a Paris a la Gare du Nord. Como ya habíamos hecho aduana en Londres salimos directo a la calle. No te fíes mucho porque he visto a policías en el andén que si querían te paraban y pedían documentación y te revisaban las valijas. Estimo que era aleatorio y que esto cambia según el grado de seguridad que se esté manejando en ese momento.

En este caso teníamos que ir al hotel Paris Lafayette que estaba bastante cerca de la estación, así que, como no teníamos demasiado equipaje lo hicimos caminando. El hotel, era bastante estándar, y dentro de todo bien ubicado, porque estaba a 1 cuadra de la Rue de Lafayette y tenía una estación de subte a la vuelta, que si bien, no es de las líneas más concurridas te permite combinar perfectamente. Algo muy importante, en Paris: hay que tener en cuenta donde alojarse, porque hay algunas zonas que por la noche  son un poco peligrosas. Este hotel estaría al límite de lo que considero buena ubicación, porque si caminabas 3 o 4 cuadras para el lado contrario de la Rue de Lafayette, ya la zona se ponía oscura y con personajes no muy agradables.

Habíamos leído que el ascensor del hotel, era muy chico, pero no creíamos que fuera tan pequeño como para que solo entre 1 persona y con una valija chica. No me creen? Fíjense.

ascensor Hotel Paris Lafayette

La habitación era un tanto oscura, por más que tenía una gran ventana, estaba pintada de morado y parecía que las paredes se te venían encima. Bueno, no estábamos mucho tiempo en la habitación y por 70 euros estaba bien. En el momento de empezar con la reserva de los hoteles, no encontré lugar en el hotel Etoile que habíamos ido el viaje anterior, realmente una lástima.

Era la tarde temprano y salimos a caminar un poco y sobre todo a comer algo. Agarramos la Rue de Lafayette y nos fuimos para el lado de las Galerías, en el camino comimos algo. Cuando llegamos a la galería seguía tan hermosa como años atrás, es más, la habían remodelado, porque donde estaba el mercado habían puesto un restaurant self service con precios bastante accesibles. Hicimos algunas compras, miramos un poco, cruzamos al otro edificio a través de un puente al aire libre y descubrimos que había una terraza con unas muy lindas vistas.

Nos quedamos ahí descansando un rato y luego partimos hacia el hotel. Nos habíamos llevado una cosas para comer al hotel, así que una vez que nos metimos adentro no volvimos a salir.

Al día siguiente, era sábado, y teníamos previsto ir al Palacio de Versalles. Luego del desayuno en el hotel, bastante correcto, partimos con destino al Palacio. Tomamos el subte de la vuelta del hotel y luego de hacer una combinación, tomamos el RER C hasta la estación Versailles-chateau Rive Gauche. Toma en cuenta que esta es la estación que esta más cerca de la entrada del palacio y hay que fijarse bien que el RER diga esa dirección, porque hay dos ramales. Otro tip el boleto que tenes que sacar tiene que ser el valido para la zona 1-4, sino sacas ese boleto, va a llegar un momento que no vas a poder pasar por los molinetes.

El viaje en si dura más o menos 1 hora. Cuando llegas a la estación, tenes que caminar más o menos 10 minutos hasta la entrada principal.

Cuando llegamos nos encontramos con que la cola para comprar la entrada era bastante larga, por suerte el día era bastante lindo aunque un poco ventoso y eso hacía que el sol no quemara demasiado. Tardamos bastante en comprar la entrada, pero para ese día lo único que teníamos previsto era esta visita y por la noche ir a la Torre Eiffel, o sea nadie nos corría.  Compramos la entrada completa, porque ese día, como había música en las fuentes, los jardines tenían costo, pero esta entrada no incluía El Gran y pequeño Trianon porque estaban restaurándose. Con la entrada estaba incluida una audioguia, que te explica muy bien lo que vas viendo a medida que vas visitando las estancias.

En ese momento, no existía la compra de entrada anticipada, pero, ahora que se puede, les sugiero que la compren así se ahorran bastante tiempo en colas. Otro tip, no se puede entrar al Palacio con mochilas o carteras grandes, por lo tanto trata de llevar lo menos posible o bien lo podes dejar en las consignas que hay. A nosotros nos revisaron la mochila, pero no hicieron ningún comentario así que seguimos adelante con ella.

Un poco de historia antes de la visita. El antiguo pabellón de caza de Luis XIII fue transformado y ampliado por su hijo Luis XIV, que instalo en el la Corte y fue cede gobierno desde 1682. Hasta la Revolución Francesa, los reyes fueron sucediéndose y embelleciendo el Palacio.
En el siglo XIX recibe un nuevo destino: convertirse en el Museo de la Historia de Francia, por deseo de Luis-Felipe.

Fue declarado hace 30 años como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

El Palacio cuenta con 700 salas que se pueden visitar, pero, hacerlo en un día es casi imposible, pero si lo planificas bien podes visitar muchas de las estancias.

Como les conté, entramos por la entrada principal por la Verja de Honor e hicimos la cola en el Patio de Honor. Una vez que compramos la entrada, hicimos el ingreso, pero, al contrario de todo el mundo empezamos por la planta alta.  Lo primero que ves, es el vestíbulo de la capilla y a partir de allí entras en una serie de salones  que su conjunto, forma parte de los aposentos reales. Ellos son. Hércules, Venus, Diana, Marte, Mercurio, Apolo y de la Guerra. Les dejo unas fotos para que los vean.

A la salida de estos salones, tenes  la famosa Galería de los Espejos, imponente desde cualquier ángulo que la veas.  Esta galería servía para el paso diario del rey hacia la capilla o hacia los aposentos de la reina. También se hacían grandes fiestas, audiencias, recepciones a funcionarios o los famosos bailes con máscaras. Aquí se firmó el tratado de Versalles que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

Una aclaración. La visita al Palacio se empieza por un lado y vas entrando sala a sala, hasta el final del recorrido. Todas estas salas están relacionadas entre si y cumplían una función específica, relacionada con la actividad real.

Una vez que salís de la Galería de los Espejos, llegas al salón de la Paz y luego entras en el salón donde funcionaba el Consejo que era la antesala de la Cámara del Rey que es lo que viene a continuación. Esta Cámara era el centro del Palacio, todo pasaba por allí sobre todo en la época de Luis XIV, en donde el que quería entrar en ella, debía ser autorizado por el. Cuando no estaba en palacio, podía entrar quien quisiera. Esta sala la uso solo este rey, sus sucesores utilizaron otras salas más pequeñas

Cuando salís de esta cámara, tenes una antecámara en donde los cortesanos esperaban ser recibidos por el rey. Pasada esta, ya entras en la cámara de la reina. Se dice que muchas veces el rey dormía allí con la reina (imposible de comprobar) y que esta concedía sus audiencias privadas. Lo que se destaca es la cama de Maria Antonieta.  Una vez que salís de esta cámara, tenes 2 salas más que servían de antecamaras de la reina y esta parte del recorrido finaliza con la Sala de los guardias de la Reina.

Una vez que terminas esta parte del recorrido, salís a las escaleras de los príncipes, pasas por la sala de la Coronación que tiene uno de los cuadros más grandes que es la Coronación de Napoleón y luego de pasar por otra sala, llegas a la galería de las Batallas donde hay una gran colección de cuadros de las grandes batallas históricas de Francia. Es una de las zonas más lindas del Palacio. Les dejo unas fotos.

Terminada la visita del primer piso, bajamos y recorrimos un tanto rápido la planta baja. La realidad es que luego de ver el primer piso, con tanto lujo y tanto dato, la planta baja se hace un tanto reiterativa, porque se maneja la misma disposición en cuanto a salas y aposentos.

Se accede por una galería con una gran cantidad de esculturas y desde allí empezas el recorrido de salas hasta llegar a los aposentos de las hijas de Luis XV. Terminada esa parte desembocamos en las Salas del Imperio, que son catorce salas dedicadas a exponer cuadros y objetos dedicados a  Napoleón Bonaparte.  Mejor les dejo algunas fotos para que vean lo bien hecho que esta. 

Había una zona más para visitar que era la Salas de las Cruzadas, pero no fuimos, porque queríamos disfrutar de los jardines y ya estábamos un tanto cansados de caminar y ver salas y cuadros.

Los Jardines de Versalles son una maravilla de 77 hectáreas, en donde no solo hay árboles, y plantas, sino que hay estatuas, 55 fuentes y estanques.  Se destaca el Naranjal que es una obra de arte en sí misma. Como describirles el jardín es un tanto raro, les dejo fotos que es la mejor manera de contarles como son.

El día que hicimos la visita, era el espectáculo de las Fuentes y mientras esperábamos la hora, encontramos escondido entre el jardín un lugar para comer al aire libre. Muy lindo, muy caro!!. Ja ja.

A la hora que decía el folleto, nos fuimos acercando a la zona donde se desarrollaba el espectáculo. Las principales fuentes comienzan a arrojar agua al ritmo de las más selectas melodías clásicas. No se hacen todas al mismo tiempo, sino por sectores para que la gente se pueda desplazar. Es un lindo espectáculo, aunque creo que de noche seria mucho más lindo.

Ese día como el tiempo era muy lindo y había mucho sol, en los jardines había mucha gente, porque podes visitarlo y hacer pic nic en zonas determinadas sin necesidad de visitar el castillo. Es más, durante los días que no se hace el espectáculo de las fuentes, el jardín se accede de manera gratuita.

Finalizado el espectáculo, nos quedamos un rato dando vuelta por los jardines, tomando sol y disfrutando de la atmósfera tranquila que se respiraba allí.

Tipo 5 de la tarde emprendimos el regreso, ya que teníamos que tomar el tren y teníamos pensado ir a la Torre Eiffel.

Nos bajamos del Rer en una estación cercana y nos pusimos a hacer la cola, que era bastante larga, sobre todo porque se había roto uno de los ascensores y la compra de entrada y subida se concentraba en una “pata”.

Creo que no les comente, pero a la torre se accede por ascensor en los pilares norte, este y oeste y el acceso por las escaleras esta en el pilar sur. Por escalera llegas hasta el segundo nivel y si queres subir hasta la cumbre tenes que acceder si o si por ascensor y tenes que tener un boleto valido. También toma en cuenta que el tercer nivel, lo abren  y lo cierran de acuerdo a la cantidad de gente que haya o por malas condiciones climáticas. Cuando estas en la cola hay carteles que te van informando y al momento en que compras la entrada también te lo avisan. Si cuando vos compras la entrada no está habilitado el tercer nivel, compras hasta el segundo y si abren en algún momento el tercero y queres subir, podes comprar arriba el acceso, o por lo menos en ese momento se podía, no se ahora.

Nos pusimos en la cola y ya empezaba a hacer un poco de frio, pero la espera valió la pena.

Las vistas nocturnas desde arriba son fantásticas. Nos tocó una noche preciosa, fría y ventosa pero se veía todo muy nítido. Algunos fotos.

Subimos hasta el tercer nivel, como la vez anterior, pero esta vez había más gente.

Estuvimos como unas dos horas y como ya estábamos cansados bajamos y nos tomamos el metro hasta el hotel.

Torre Eiffel de noche

Había sido un día muy intenso y al día siguiente nos esperaba otro día igual.

Como era domingo sacamos un bus turístico que nos interesaba porque eran 4 rutas disponibles, 2 de las cuales tocaban algunos puntos que no eran  muy habituales. Es el Open Tour. Esas rutas eran: Montparnasse-Saint Germain y Bastille-Bercy. También había una que hacia Montmartre –Grands Boulevard, que tocaba puntos que ya conocíamos pero que la podíamos utilizar como transporte para llegar a Montmartre.

El domingo hicimos primero el recorrido tradicional y bajamos en el Louvre, hicimos unas fotos en la pirámide y como era temprano y no había gente, sacamos la entrada para el Museo. Habían habilitado una nueva sala para la Gioconda y queríamos visitarla. Hicimos un recorrido rápido para ver algunas cosas que no habíamos visto antes. Les dejo algunas fotos.

A la tarde nos fuimos a Montmartre también a ver un poco como estaba todo aquello, para lo cual nos tomamos el tour y nos bajamos en Pigalle.

Caminamos un poco, pasamos por la puerta de Moulin Rouge y empezamos a subir para llegar al Sacre Coeur. Subimos por una calle con muchos negocios y gente en parte porque era la hora de la merienda y en parte porque era domingo. Llegamos a la Iglesia, entramos y había misa, nos quedamos un rato y de allí caminamos sin rumbo fijo para disfrutar el barrio y también el sol. Compramos algunos souvenires y bajamos por la misma calle que habíamos subido, para tomarnos el bus turístico.

Nos bajamos en las Galerías Lafayette donde compramos en el supermercado algo para comer en el hotel. Llegamos y luego de baño cenamos y a la cama. Al día siguiente seria nuestro último día en Paris y habíamos planificado hacer las dos rutas del bus turístico que no habíamos hecho.

Luego del desayuno nos tomamos el bus turístico que pasaba cerca del hotel hasta la parada de Notre Dame. Allí bajamos y caminamos hasta la primer parada del bus que teníamos que tomar que quedaba cruzando el rio. Arriba del bus pasamos por las cercanías del Panteon, por el costado de los Jardines de Luxemburgo, las Catacumbas y el cementerio de Montparnase.

A la altura de la Gare de Montparnase, nos bajamos porque queríamos ir a la Torre de Montparnase.Es un edificio que es el segundo más alto de Paris. Este edificio que en su mayor parte está ocupado por oficinas, forma parte de un complejo, que se complementa con un edificio más pequeño, una sucursal de las Galerías Lafayette y un centro comercial. El mirador esta en el piso 56 y la particularidad que tiene es que las barandas se pueden desmontar y transformarlo en un helipuerto.

Como verán en las fotos, lo que se ve desde allí es hermoso  y aunque había un poco de bruma se veían los principales edificios bastante bien. Ahí arriba no hay mucho para hacer así que no estuvimos mucho tiempo. Subir tiene costo, creo que nos costó 10 Euros, un tanto caro, pero, como no habíamos gastado mucho en otras atracciones lo hicimos. Creo que si es tu primera vez en la ciudad, gastaría ese dinero en otra cosa.

Volvimos a tomar el bus que siguió por el Boulevard de Montparnase para luego tomar el Boulevard des Invalides, pasamos por el Museo Rodin y por Los Inválidos. Luego de pasar por su puerta, el camino siguió hasta el Sena y bordeando este hasta el Boulevard de Saint Germain donde hay muchos cafés y restaurantes que en ese momento tenían sus mesas afuera llenas de gente. Por este Boulevard seguimos hasta el Sena y, nos bajamos en la Iglesia de Saint Michele de Notre Dame, porque era la última parada de este tour. Acá les dejo algunas fotos.

Ahí mismo pasaba el bus que hacia el recorrido hasta Bercy. Volvimos a tomar el Boulevard Saint Germain pero para la zona contraria de donde veníamos antes. Pasamos por la Sorbona y por las cercanías del Jardín Botánico. Cruzamos el rio y nos dirigimos a la zona de la Plaza de la Bastilla dimos la vuelta a la rotonda y nos dirigimos por la diagonal hasta la Gare de Lyon a la cual vimos a la distancia. Volvimos a cruzar el Sena por el Puente de Austerlitz, donde también a la distancia vimos la Gare de Austerlitz. Bordeando el Sena seguimos nuestro camino. Vimos la Biblioteca Mitterrand  y el Campo de la Universidad de Paris. Cuando llegamos al Puente Nacional, lo cruzamos  y ya estábamos en la Puerta de Bercy, el punto más lejano del recorrido. Si bien había paradas para bajar, no nos llamó nada la atención, así que continuamos el recorrido por la orilla contraria que habíamos venido. Pasamos por el Parque de Bercy y por la Gare del mismo nombre. El recorrido nos llevó nuevamente a la Plaza de la Bastilla y desde allí por la Rue Saint Antonie y luego de la Rivoli, doblamos otra vez hacia el Sena y cruzamos el Pont au Change viendo la Conciergerie y la Sainte Chapele, terminando el recorrido donde lo habíamos empezado.

En líneas generales, este recorrido se hizo un poco pesado porque no bajamos en ningún lado, pero, sirvió para conocer aquellos lugares donde no habíamos ido otras oportunidades. Es algo para hacer si ya conoces o si es tu primera vez y tenes varios días en la ciudad.

Tomamos uno de los buses que nos dejo en la cercanía de Champs Elysees y decidimos caminar por allí para despedirnos.

Encontramos un local de Renault donde se exhibían los autos del futuro. cuando salimos de ahí vimos una cosa un tanto rara. Nos encontramos con el lanzamiento de un juego en linea que se llamaba Diablo. Habia un monton de gente en la puerta de un local vestido de diablo y esperando que sean las 20 hs para poder entrar y jugarlo.

Seguimos caminando y volvimos al hotel en metro, para hacer las valijas porque al día siguiente había que tomar un tren hasta Mónaco.

Mientras desayunábamos nos enteramos que era la asunción del presidente Hollande y había muchos lugares de la ciudad que estaban cerrados por el desfile que hace. Ahora entendíamos porque la ciudad estaba en los últimos días embanderada.Teníamos que estar en la Gare de Lyon para tomar el tren al medio día y en base que estaba todo complicado decidimos desayunar y salir para llegar con tiempo. Nuestro transporte fue el metro y llegamos con bastante anticipación, así que dimos unas vueltas y vimos cosas que hasta ese momento en buenos aires no había, como un cargador de batería de celular, que funcionaba mientras vos pedaleabas una bicicleta, años más tarde llegaba aquí.

Lo que sigue, lo encontras en el post de Mónaco.

Este  recorrido por Paris llegaba a su fin. Todavía me queda por contarles el último viaje con aquellos lugares que no todo el mundo hace, cuando está en esta ciudad.

Espero  encontrarlos para contarles el final de mi historia con Paris, por el momento.

4 comentarios en “PARIS AL SOL”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s